El tribunal de ‘Malaya’ pone a la venta las acciones del prófugo Hofmann en la sociedad que comparte con el alcalde de EsteponaSe trata del abogado de origen alemán Juan Hoffmann, considerado testaferro internacional de Roca y prófugo de la justicia, tras ser condenado en el 'caso Malaya' por delitos fiscales y de blanqueo de capitales ;El delincuente huido y el alcalde más votado de España, José María García Urbano, del Partido Popular, son socios en Nuevos Aires 2002 S.L. junto al conocido constructor Bonifacio Solís ;Nuevos Aires 2002 S.L. es el propietario del edificio, actualmente fuera de ordenación en el PGOU, donde se asienta la delegación de Urbanismo de Marbella

lawbird
El abogado Juan Germán Hoffman durante el juicio por el caso Malaya, en 2011 y el alcalde de Estepona, José María García Urbano.

El abogado Juan Germán Hoffman durante el juicio por el caso Malaya, en 2011 y el alcalde de Estepona, José María García Urbano.

El tribunal del ‘caso Malaya’, presidido por el magistrado José Godino, ha sacado a la venta el paquete de participaciones que ostenta el abogado Juan Hoffman –condenado en esta causa de corrupción y prófugo de la justicia– en la sociedad inmobiliaria Nuevos Aires 2002 S.L., uno de cuyos tres socios es el alcalde de Estepona, José María García Urbano, el más votado de España y del Partido Popular. El tercer socio es el conocido constructor costasoleño Bonifacio Solís.

La puesta en marcha de una nueva web de venta de patrimonio, títulos, e inmuebles, de varios condenados en este macrojuicio por corrupción municipal en Marbella ha permitido conocer la venta del paquete que ostenta Hoffman en la citada mercantil, propietaria del polémico edificio donde se asientan actualmente las oficinas de la delegación de Urbanismo marbellí.

En la recién creada página ventadeinmueblesmalaya.com se le atribuye a Hoffman un 20,69% del capital social de Nuevos Aires 2002 S..L, que se corresponde con un valor de 1,6 millones de euros “impuestos no incluidos”, según se especifica.

El capital social de Nuevos Aires 2002 S.L. que consta en el Registro Mercantil supera los 6 millones de euros. En marzo de 2011 tuvo lugar una ampliación de capital por valor de 1.180.000 euros.

Imagen de la web donde aparece la venta de las participaciones de Hoffmann

Imagen de la web donde aparece la venta de las participaciones de Hoffmann

Cabe recordar que Hoffmann fue condenado en firme a cinco años de cárcel por delitos de blanqueo de capitales y fiscales, multa de cerca de 18 millones de euros, así como al pago de más de 200.000 euros en concepto de responsabilidad civil. De hecho, fue considerado testaferro internacional de Juan Antonio Roca, exasesor urbanístico municipal de Marbella y cerebro de la trama de corrupción, actualmente en libertad condicional.

Este periodista desveló en 2013, tras una investigación propia publicada en eldiario.es, cómo estaba repartido el capital social de Nuevos Aires 2002, así como la vinculación concreta de Hoffmann con el alcalde de Estepona, del Partido Popular. En aquel entonces, en la última declaración del impuesto de sociedades que constaba en la Agencia Tributaria, correspondiente al 31 de diciembre de 2011, el capital social de Nuevos Aires 2002 S.L. quedaba repartido de la siguiente manera: Juan Hoffmann aparecía con el  24,12% de las participaciones; Nogales de María S.L., cuyo socio único es José María García Urbano, ostentaba el 18,02%; y Omega 93 S.L., controlada por el conocido constructor malagueño Bonifacio Solís, el 57,86%.

El papel de Pedro Román

Se da la circunstancia de que diversos tribunales consideraron en su día que el exteniente de alcalde de Marbella Pedro Román (también condenado en ‘Malaya’) era a su vez socio (oculto) de Nuevos Aires a través de Hoffmann, como testaferro. De ahí que se embargaran 19 inmuebles del exedil gilista en el edificio que posee esta empresa. Sin embargo, y tras la petición del Ayuntamiento de Marbella, el Tribunal de Cuentas y la Audiencia Nacional desvincularon en sendos autos (2014 y 2015) a Román de la propiedad de dichos inmuebles.

En noviembre de 2018 el exalcalde socialista de Marbella Pepe Bernal, líder de la oposición, denunció que el equipo de gobierno del PP perjudicó intereses del municipio al pedir que se levantaran los embargos a Pedro Roman que pesaban sobre bienes en el edificio de Nuevos Aires 2002.

Las declaraciones de Bernal se produjeron en el marco de la polémica suscitada a raíz del intento de compra en 2,8 millones de euros, por parte del Ayuntamiento de Marbella, del edificio donde se asienta Urbanismo, operación adelantada por este medio digital y finalmente frustrada, al dar marcha atrás PP y OSP.

 

Infografía sobre el capital social de Nuevos Aires 2002 S.L. Autor/ Carlos Córcoles. Fuente: Registro Mercantil de Málaga

Infografía elaborada en 2018 sobre el capital social de Nuevos Aires 2002 S.L. Autor/ Carlos Córcoles. Fuente: Registro Mercantil de Málaga. Actualmente a Hoffmann se le atribuye un 20,69% del capital social y tanto el Tribunal de Cuentas como la Audiencia Nacional desvincularon a Pedro Román como socio, a petición del Ayuntamiento de Marbella.

El 10 de enero de 2018 Marbella Confidencial publicó en exclusiva el contenido de un informe policial en el que se corroboraba la relación societaria entre Hoffmann y el alcalde de Estepona. La unidad de la Policía Nacional dedicada a buscar patrimonio de condenados en ‘Malaya‘ para proceder a su incautación, con el fin de resarcir a los perjudicados, entre ellos el Ayuntamiento de Marbella, se hizo cargo de la elaboración del citado documento.

Durante unos cuantos años tanto el alcalde de Estepona, José María García Urbano, como sus portavoces oficiales en el Ayuntamiento, han tratado de hacer creer que el regidor ya no era socio de Hoffmann, al dar a entender (nada más lejos de la realidad) que el prófugo se había desvinculado de Nuevos Aires 2002 S.L.

Todo lo más que llegó a reconocer el notario de profesión fue “amistad” con el prófugo. Cualquiera que tuviera alguna duda sobre si, a día de hoy, ambos son socios no tiene más que consultar la web de venta de bienes de los condenados en ‘Malaya’, actualizada con respecto al porcentaje que ostenta el abogado hispano alemán.

El abogado y testaferro de Juan Antonio Roca, Juan Hoffmann cuando fue detenido y su despacho registrado en 2006. Foto/ J.C.VILLANUEVA

El abogado y testaferro de Juan Antonio Roca, Juan Hoffmann cuando fue detenido y su despacho registrado en 2006. Foto/ J.C.VILLANUEVA

Fuentes cercanas al procedimiento judicial que se sigue para recuperar bienes de condenados en el ‘caso Malaya’, consultadas por Marbella Confidencial, atribuyen la reducción del porcentaje de capital de Hoffmann en dicha sociedad a que “o han ampliado capital y Hofmann ha disminuido su porcentaje, o bien han compensado pérdidas y los títulos de propiedad salen con menor valor”.

Las citadas fuentes han mostrado también su extrañeza ante el hecho de que los otros dos socios restantes de Hoffmann, que son José María García Urbano y Bonifacio Solís, no hayan ejercido su derecho de adquisición preferente del paquete que ostenta el abogado huido (en paradero desconocido), que se fugó de España para no ingresar en prisión y no cumplir la condena por ‘Malaya’.

Es de suponer, según estas fuentes, que García Urbano y Solís puedan estar esperando a que la subasta de estas participaciones de su todavía socio quede desierta y pujar a la baja para la compra de estos 1.244 títulos, ahora valorados en 1,6 millones.

El procedimiento de subasta es la forma habitual y reglada, en todo proceso judicial, a la hora de ejecutar los bienes de un condenado que debe saldar deudas con la Administración de Justicia, como es el caso de Hoffmann y el resto de personas que aparecen en esta nueva web. Tal es el caso del exprimer teniente de alcalde de Marbella Pedro Román, del GIL; la exalcaldesa Marisol Yagüe; la tránsfuga del PSOE Isabel García Marcos o Salvador Gardoqui y Óscar Benavente, ambos conocidos testaferros de Roca.

Infografía con información relativa a la cronología de la empresa Nuevos Aires 2002 S.L. //AUTOR: CARLOS CÓRCOLES

Infografía con información relativa a la cronología de la empresa Nuevos Aires 2002 S.L. //AUTOR: CARLOS CÓRCOLES

Dado que el único activo que posee Nuevos Aires 2002 S.L. es el edificio donde se ubica Urbanismo, en la calle Alonso de Bazán, la cantidad atribuida a Hoffmann se traduce en apartamentos del citado inmueble, actualmente fuera de ordenación tras la anulación del Plan General de Ordenación Urbana de 2010, por considerarse ilegal el edificio, a tenor del PGOU vigente de 1986, actualmente vigente a la espera del nuevo Plan de Marbella, ahora en proceso de redacción.

El actual administrador único de Nuevos Aires 2002 S.L. es Antonio Zarco, abogado de confianza de García Urbano y marido de la mano derecha del alcalde de Estepona, Ana Velasco, primera teniente de alcalde y delegada de Urbanismo. Tal y como destapó Marbella Confidencial, Zarco fue uno de los detenidos, en noviembre de 2019, en una operación internacional contra el blanqueo de capitales que tenía como principal implicado a un exgobernante ruso, cliente de este letrado.

La relación societaria entre José María García Urbano y Juan Hoffmann no termina en Nuevos Aires 2002. Este medio digital dio a conocer, en noviembre de 2018, que ambos compartían como socios otra sociedad inmobiliaria. Se trata de NA PRIKLADE S.L., constituida el 27 de abril de 2000 en Málaga con 60.000 euros. Llegó a tener 3,3 millones después de una ampliación de capital, ese mismo año. Ya en 2009 se redujo el capital en poco más de un millón de euros y actualmente aparece con un capital suscrito de 2,3 millones de euros.

El constructor Bonifacio Solís figuró  como socio fundador de NA PRIKLADE desde su constitución, junto a García Urbano y Hoffmann, entre otros socios, hasta 2009. En tal fecha se produjo una reducción de capital que acarreó la salida de la sociedad Omega 93 S.L., con la que operaba Solís. Es la misma persona jurídica que participa a día de hoy en Nuevos Aires 2002.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.