El prófugo del ‘caso Malaya’ Juan Hoffmann continúa como socio inmobiliario del alcalde de EsteponaINVESTIGACIÓN.- Marbella Confidencial ha indagado durante los últimos meses si la relación societaria entre el condenado por blanqueo de capitales y el excabeza de lista del PP al Congreso por Málaga continuaba ;Nuevos Aires 2002 S.L. es la sociedad de ambos que construyó un edificio ilegal en Marbella, donde actualmente se asienta la sede de la delegación municipal de Urbanismo ;Un informe del grupo de la Policía Nacional dedicado a buscar patrimonio de condenados en el 'caso Malaya' viene a corroborar la investigación periodística, al constatar que Hoffmann, García Urbano y el constructor Bonifacio Solís mantienen vínculos societarios ;Los expertos policiales y de la Agencia Tributaria que conforman este grupo especial han aportado al juez Godino una lista con los bienes, participaciones en sociedades y cuentas bancarias de condenados en la trama de corrupción municipal de Marbella que pueden ser embargados, para compensar al municipio, a la hora de resarcir a las arcas municipales ;El primer edil esteponero no ha querido hacer declaraciones al ser contactado por este medio digital: "No tengo nada que decir" ;El constructor Bonifacio Solís sí ha corroborado que la relación societaria se mantiene entre los tres

AMBROSIA

Fotomontaje con el abogado Juan Germán Hoffman durante el juicio por el caso Malaya, en 2011 y el alcalde de Estepona, José María García Urbano.

El abogado hispano alemán Juan Hoffmann, condenado en firme a 5 años de prisión por  delitos de blanqueo de capitales y fiscales en el ‘caso Malaya’ y fugado de España en 2016, cuando debía ingresar en prisión, continúa siendo socio del alcalde de Estepona, José María García Urbano (PP), en la sociedad inmobiliaria Nuevos Aires 2002, en la que también participa el conocido constructor malagueño Bonifacio Solís, a través de la sociedad Omega 93 S.L.

Marbella Confidencial ha llevado a cabo una investigación periodística en los últimos meses para tratar de determinar si el que fuera también considerado testaferro internacional del cerebro del ‘caso Malaya’, Juan Antonio Roca, así como del exedil del GIL de Marbella Pedro Román –también condenado en ‘Malaya’– continuaba como socio del regidor esteponero.

Al margen de la pena privativa de libertad, Hoffmann fue condenado al pago de una multa de cerca de 17 millones de euros por el delito de blanqueo cometido; 814.634 euros por el delito fiscal,  así como al abono más de 200.000 euros, en concepto de responsabilidad civil.

Infografía con datos relativos al reparto del capital social de Nuevos Aires 2002 S.L.//AUTOR: CARLOS CÓRCOLES

Diversa documentación consultada en el Registro Mercantil de Málaga, así como en fuentes policiales y judiciales de toda solvencia, ha permitido a este medio digital confirmar que la relación societaria entre el fugitivo Hoffmann y García Urbano, que llegó a ser cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Málaga, se mantiene viva a día de hoy.

Fuentes judiciales niegan que Hoffmann se encuentre en Alemania y atribuyen tal paradero a una “confusión” con una identidad similar

En contra de lo que trascendió en diversos medios de comunicación, Hoffmann no se encuentra huido en Alemania, circunstancia que las fuentes consultadas atribuyen a una “confusión” con otra persona del mismo nombre. De hecho, otras fuentes cercanas a esta investigación apuntan a Brasil como posible paradero del letrado hispano alemán, debido a lazos familiares que mantiene allí.

García Urbano nunca ha querido explicar públicamente su relación empresarial con Hoffmann. En privado, tanto el exdiputado electo del PP como sus allegados, además del Partido Popular, han tratado siempre de hacer creer que ya no existía relación societaria con Hoffmann. Nada más lejos de la realidad.

Ahora, la novedad más importante es que, según un informe elaborado por el grupo de la Policía Nacional encargado de localizar bienes, inmuebles, cuentas bancarias y demás patrimonio de condenados en ‘Malaya’, e integrado también por expertos de la Agencia Tributaria, sostiene que Hoffmann mantiene un 24,12 % de participaciones en Nuevos Aires 2002.

El citado informe, al que ha tenido acceso este medio digital, sostiene también que el resto del capital social de Nuevos Aires 2002 S.L. queda así: Nogales de María S.L., cuyo socio único es José María García Urbano, tiene el 18,02%; y Omega 93 S.L., controlada por el conocido constructor malagueño Bonifacio Solís, el 57,86%.

La información recabada por los expertos policiales y tributarios sobre Nuevos Aires y aportada al presidente del tribunal que juzgó ‘Malaya’, José Godino, no varía con respecto a la investigación que publicó este periodista el 3 de octubre de 2013, en eldiario.es, sobre los negocios inmobiliarios entre Hoffmann y García Urbano.

El capital social de Nuevos Aires 2002 S.L. que consta en el Registro Mercantil supera los 6 millones de euros. En marzo de 2011 tuvo lugar una ampliación de capital por valor de 1.180.000 euros.

El edificio de Nuevos Aires alberga la delegación de Urbanismo de Marbella

Como ya es sabido, el principal activo de Nuevos Aires 2002 es un edificio construido en Marbella, durante el mandato de Jesús Gil, que fue edificado de forma ilegal. De hecho, fue uno de los primeros inmuebles que precintó la Comisión Gestora (compuesta por PSOE, PP, IU y PA) tras la disolución del Ayuntamiento de Marbella, en abril de 2006.

Los miembros del grupo dedicado a la localización de bienes de condenados en ‘Malaya’ pusieron a disposición del magistrado José Godino, presidente de la Seccion Primera de la Audiencia de Málaga, una lista en la que están las participaciones de Hoffmann en Nuevos Aires 2002. Ahora el tribunal que juzgó ‘Malaya’ tratará de determinar qué fincas del edificio marbellí puede embargar por ser del fugitivo.

La firma de un polémico convenio con Julián Muñoz

Tras la firma de un polémico convenio con el exalcalde Julián Muñoz, en mayo de 2001, Nuevos Aires 2002 construyó un edificio ilegal paralizado por la antigua Comisión Gestora, a raíz de la disolución del Consistorio en 2006. El inmueble fue luego regularizado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado por el equipo de gobierno del PP que presidía Ángeles Muñoz y finalmente anulado por el Supremo en octubre de 2015.

Dicho edificio, ubicado en pleno centro de Marbella y también llamado Nuevos Aires, alberga actualmente las dependencias de la delegación municipal de Urbanismo. El bloque consta de ocho plantas, 34 viviendas, locales comerciales y garajes. Se asienta sobre una parcela calificada como de uso institucional y para una sola altura, donde se encontraba la antigua sede de Correos.

Una indemnización de 200.000 euros

La empresa de García Urbano, Hoffmann y Bonifacio Solís tuvo la fortuna de ser indemnizada con 200.000 euros por el equipo de gobierno municipal del PP en la primavera de 2011.

Sorprendentemente, un informe jurídico encargado por el entonces concejal de Urbanismo, Pablo Moro, concluyó que Nuevos Aires 2002 S.L. pagó de más al Ayuntamiento de Marbella cuando en 2001 desembolsó 400.000 euros por los excesos de aprovechamientos urbanísticos que firmó en el convenio suscrito con Julián Muñoz.

Infografía con información relativa a la cronología de la empresa Nuevos Aires 2002 S.L. //AUTOR: CARLOS CÓRCOLES

Dicha indemnización, conocida en 2011, causó una gran polémica en el seno de la oposición municipal (PSOE e IU-CA), porque era la primera vez que el Consistorio marbellí reconocía haber cobrado de más al promotor de un edificio ilegal cuando se firmó el acuerdo con anteriores corporaciones del GIL.

Los informes del Tribunal de Cuentas 

Todos los informes elaborados por el Tribunal de Cuentas del Estado (TdC) sostienen que el municipio de Marbella siempre salió perjudicado gravemente, en sus intereses económicos, en la mayoría de operaciones de índole urbanística. El citado órgano fiscalizador refrendó que los sucesivos gobiernos del GIL (1991-2003) vendieron suelo público a precios hasta cinco veces inferiores a los de mercado.

Los gobernantes del PP de Marbella alegaron que Nuevos Aires 2002 S.L.  había cedido tres plantas del edificio para uso municipal, como compensación por la ilegalidad cometida. Se da la circunstancia de que al menos una de esas tres plantas figura como propiedad de García Urbano, según la documentación interna de la empresa,  incautada por la Policía en el despacho profesional de Hoffman cuando arrestó a dicho letrado en febrero de 2007.

García Urbano, cuyas relaciones con Hoffmann ya aparecían en el sumario de ‘Malaya’, nunca dio explicaciones aunque sí reconoció “amistad” con el ahora fugado de la Justicia española, quien acudió a su mitin de presentación como candidato del PP a la Alcaldía, en 2011, en el que intervino José María Aznar.

Vínculos con el exbrazo derecho de Gil, Pedro Román

Varias instancias judiciales consiguieron, años atrás, levantar el velo societario que ocultaba diversas propiedades del que fuera brazo derecho de Jesús Gil en el Ayuntamiento de Marbella, Pedro Román.

Tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal de Cuentas lograron embargar, de forma preventiva, 41 propiedades del exprimer teniente de alcalde. De ellas, 19 estaban ocultas a nombre de Nuevos Aires 2002 S.L. Se trata de pisos, garajes y locales comerciales en el edificio citado.

Infografía con datos relativos al embargo preventivo del que fue objeto el exteniente de alcalde de Marbella, Pedro Román Zurdo por parte del Tribunal de Cuentas en 2013//AUTOR:CARLOS CÓRCOLES

Hoffmann fue el testaferro de Román, a través de contratos de fiducia en Suiza, para ocultar parte de su patrimonio. Dichos bienes podrían servir para resarcir al Ayuntamiento como perjudicado, en los numerosos procedimientos judiciales en los que Román ha sido condenado en el Tribunal de Cuentas.

Se da la circunstancia añadida de que los peritos de la Agencia Tributaria ya ratificaron durante el juicio oral por la trama de corrupción municipal marbellí que Román, entre  los años 2003 y 2005, no cumplió con liquidaciones tributarias que suman más de 2,4 millones de euros referentes a las sociedades Mola 15, Fink 2010, Marbella Airways y Nuevos Aires 2002. En todas menos en Mola 15 aparece Hoffmann como presidente, administrador único, o socio fundador.

García Urbano: “no tengo nada que decir”

Marbella Confidencial se ha puesto en contacto telefónico con el alcalde de Estepona, José María García Urbano, para reflejar su versión en esta información. El regidor ha dicho escuetamente que no tiene “nada que decir” al ser preguntado por su relación mercantil con el prófugo.

Por su parte, el constructor Bonifacio Solís sí se ha extendido en explicaciones al ser contactado por este medio digital. De hecho, este empresario natural de Coín y adjudicatario de diversas obras en Estepona, ha corroborado que a día de hoy Hoffman sigue siendo su socio y el de García Urbano en Nuevos Aires 2002

“Como socio de esta sociedad si el administrador tiene otro datos yo los desconozco”, ha aclarado Solís tras comunicarle que el administrador único de Nuevos Aires, Antonio Zarco, abogado de profesión, ha declinado este martes hacer declaraciones a este periódico digital.

Se da la circunstancia de que Zarco es el marido de la primera teniente de alcalde de Estepona, Ana Velasco, mano derecha de García Urbano y exadministradora única de Nuevos Aires 2002, puesto en el que fue sustituida por su esposo.

Bonifacio Solís ha enfatizado que “el señor Hoffmann figura en escritura y no tengo noticias de que haya vendido [sus participaciones] ni a mí se me ha comunicado nada”, ha respondido al ser preguntado sobre si le constaba alguna compra venta de participaciones entre socios de Nuevos Aires 2002 S.L.

“No tenemos poderes de Hoffmann”, ha respondido Solís sobre cómo actúan el resto de socios al estar fugado el citado delincuente condenado. “Si tenemos mayoría no creo que haya muchas trabas”, ha dicho sobre operaciones de compra venta de inmuebles.

“¿Nos pegamos un tiro por tener un socio fugado?”

El conocido empresario malagueño lamenta que “no es lo más agradable tener un socio en estas condiciones, pero la vida es como es”. Solís llega más lejos y se pregunta en voz alta: “¿Qué hacemos, nos pegamos un tiro por tener un socio fugado?, ¿Se pega un tiro el alcalde de Estepona?”.

Solís ha reconocido que tanto él como García Urbano recurrieron ante los tribunales los embargos cautelares de fincas que decretaron el Tribunal de Cuentas y la Audiencia Nacional, al considerar que se trataba de bienes ocultos de Pedro Román a través de testaferros y sociedades.

Los socios de Hoffmann ganaron los recursos y los embargos sobre el edificio de Nuevos Aires se levantaron, lo que les beneficia pero va en contra de los intereses que perseguía el Ayuntamiento de Marbella, más concretamente el exasesor jurídico municipal bajo mandato del PP, Enrique Sánchez, para resarcir a las arcas públicas en lo que a Román se refiere.

hidrallia hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.