Un maestro de ceremonias llamado Rafael PiñaEl hasta ahora teniente de alcalde de San Pedro Alcántara y socio de gobierno del PP ha presidido la Mesa de Edad ;Se ha encargado de repartir las medallas, dar abrazos y recibir desplantes por parte de concejales del PSOE, que no le perdonan haberles desalojado del poder en 2017, al protagonizar OSP una moción de censura junto al PP

El concejal de OSP Rafael Piña este sábado durante su discurso. FOTO/ JAVIER MARTÍN

El concejal de OSP Rafael Piña este sábado durante su discurso. FOTO/ JAVIER MARTÍN

Se podría decir que para Rafael Piña, de 61 años de edad y hasta ahora todopoderoso teniente de alcalde de San Pedro Alcántara por OSP, el hecho de haber podido presidir la Mesa de Edad del pleno de este sábado, en su despedida del poder, ha sido un premio de consolación que parece haber resultado del agrado del veterano munícipe, dado el protagonismo personal que ha tenido a lo largo de la sesión.

Hasta el momento de la toma de posesión de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, este polémico y controvertido político sampedreño ha ocupado el lugar destinado a la máxima autoridad en el salón de plenos, por lo que ha presidido la sesión como si de un alcalde de Marbella se tratara y con el morbo añadido de sentarse en la poltrona presidencial de un Consistorio del que se quiere segregar, como independentista que se declara.

Piña ha disfrutado este sábado como maestro de ceremonias, poniendo medallas, repartiendo besos y abrazos, dando consejos en tono paternalista, apretones de manos, e incluso recibiendo algunos desplantes por parte de concejales del PSOE como Pepe Bernal, que no le ha dado la mano, u otros que le han dado la espalda a propósito, sin querer posar junto a él.

Los socialistas aún le guardan rencor por la moción de censura que protagonizó en agosto de 2017 para desalojar al PSOE e IU, en favor del PP. El giro de timón se produjo días después de haber decidido continuar con los socialistas, e Izquierda Unida, en el tripartito que se inició en junio de 2015, después de que el PP se quedara a un concejal de la mayoría absoluta, cifrada en 14.

Especialmente tenso ha resultado el momento en el que Piña le imponía su medalla al otro concejal de OSP, un incómodo Manuel Osorio a quien ha apretujado contra él, pasándole el brazo por el hombro, como una especie de mentor orgulloso de su discípulo en una gran ocasión, sin que llegara a producirse el abrazo entre ambos.

No parece que las relaciones entre presidente y vicepresidente de Opción Sampedreña, Osorio y Piña respectivamente, pasen por su mejor momento. Basta recordar el episodio del ya exedil de Hacienda haciéndole una “contraoferta” a Ángeles Muñoz, para asumir él la Tenencia de San Pedro Alcántara, en detrimento de Piña, además de conservar Hacienda.

Lejos quedan aquellos tiempos, entre finales de mayo y principios de junio de 2015, cuando Piña era el político más buscado por los medios de comunicación locales porque, como el presumía, “tenemos la llave de la gobernabilidad y también el llavero”, llegó a decir tras las anteriores eleciones municipales.

Ahora, salvo que renuncie al acta en favor de la ‘número3’ de OSP, Gema Midón, este carismático político oriundo de la localidad gaditana de Olvera pasará los próximos cuatro años sentado en la oposición, con un buen sueldo como edil liberado y dedicación exclusiva, si él lo desea, a la espera de su jubilación. No parece que tenga ya que volver a ser autónomo, e instalar antenas de televisión y porteros automáticos en su querido San Pedro.

De izqda a drcha Rafael Piña; la alcaldesa Ángeles Muñoz y el edil del PP Enrique Rodríguez, al entregarle el bastón de mando a la regidora. FOTO/ JAVIER MARTÍN

De izqda a drcha Rafael Piña; la alcaldesa Ángeles Muñoz y el edil del PP Enrique Rodríguez, al entregarle el bastón de mando a la regidora. FOTO/ JAVIER MARTÍN

Por aquello de que lo cortés no quita lo valiente, Piña le ha agradecido a la alcaldesa, durante su turno de intervención, “que le ofreciera a Manuel Osorio la delegación de Hacienda”. Acto seguido ha recordado que “nuestro partido tomó la decisión de irnos a la oposición”, en alusión al órgano decisorio de OSP que responde al rimbombante nombre de ‘Consejo Consultivo’ y que recuerda al conocido ente autonómico por su denominación.

“Conocemos al Partido Popular en mayoría absoluta en la anterior legislatura y el cambio ha sido radical”, ha dicho Piña al elogiar la actitud “diferente y amable” de sus hasta ahora socios de gobierno, con respecto a cuando tenían el llamado “rodillo”, como él llamaba al modo de gestionar del PP entre 2011 y 2015.

Asimismo se ha preguntado “qué grado de autonomía” va a mantener el PP en San Pedro. En este punto, Piña ha vuelto a reiterar sus críticas hacia las delegaciones que ostentaban hasta el viernes sus ya exsocios en el Ejecutivo por el “traslado” de trabajadores de la Tenencia de San Pedro a Marbella, extremo que fue aclarado por diversas fuentes ‘populares’ a Marbella Confidencial el mismo día que el edil de OSP se quejó: aseguraron que estaba todo “hablado y consensuado con él” y redujeron de 5 a 2 los traslados.

Tras las preguntas que se ha hecho Piña, dirigidas hacia la alcaldesa y los suyos, al mostrar su inquietud e incertidumbre ante un posible desmantelamiento de las dependencias que fueron su cuartel general, cabría también hacerse otra pregunta en voz alta: ¿Seguirá la productora de televisión San Pedro Plural, creada por el hijo de Piña al poco de llegar su padre al poder municipal, contratando con el Ayuntamiento de Marbella como hace desde 2016? Ahí lo dejo.

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.