La extraña concesionaria del servicio de cementerios de MarbellaINVESTIGACIÓN- Las dos funerarias valencianas que formaron parte del grupo de empresas que ganó la adjudicación, en enero de 2014, no figuran entre los socios de Parque Cementerio Marbella S.L. cuando se constituyó en diciembre de 2013, tras presentarse al concurso ;La adjudicataria llevó a cabo una ampliación de capital de 300.000 euros en mayo de 2014, pero en el Registro Mercantil no consta cómo quedó repartido el nuevo capital social ;En noviembre de 2014 Parque Cementerio Marbella S.L. creó Funespamar S.L., donde ya aparece como administrador solidario una persona vinculada a Funeraria Blay S.L. y Servicios Funerarios Vadis S.L.

El arquitecto Fernando Gómez Huete junto a la concejal de Cementerios, Alicia Jiménez, cuando se presentó la concesión a su empresaParque Cementerio Marbella S.L.

El arquitecto Fernando Gómez Huete junto a la concejal de Cementerios, Alicia Jiménez, cuando se presentó la concesión a su empresa Parque Cementerio Marbella S.L. 

Parque Cementerio Marbella S.L., constituida el 12 de diciembre de 2013, resultó ganadora, el 10 de enero de 2014, del concurso para la adjudicación del servicio de los cementerios de Marbella y San Pedro por un periodo de 40 años, prorrogable a 50.  Era la suma de Funeraria Blay S.L.; Servicios Funerarios Vadis S.L.; Materiales de Construcción Fernando Moreno S.L. y Huete Arquitectos S.L.P. El adjudicatario debe invertir 5 millones de euros en obras de mejora, acondicionamiento y ampliación de los dos camposantos. Así consta en el contrato suscrito con el Ayuntamiento, el 20 de enero de 2014, que puede consultarse en la web municipal.

En los últimos meses marbellaconfidencial ha llevado a cabo una investigación periodística para conocer qué había finalmente detrás del conglomerado Parque Cementerio Marbella S.L., una vez constituida como tal, ya que cuando el grupo de cuatro empresas mencionado concurrió a la licitación, en agosto de 2013, aún no se había creado la citada mercantil. Cabe recordar que el grupo formado por las cuatro personas jurídicas se impuso por 94 puntos al segundo clasificado, la conocida Interfunerarias S.L. (92 puntos).

Lo primero que llama la atención y resulta ciertamente extraño, es el hecho de que cuando se inscribe Parque Cementerio Marbella S.L. en el Registro Mercantil de Málaga, el 17 de diciembre  de 2013, ni Funeraria Blay S.L. (Castellón) ni Servicios Funerarios Vadis S.L. (Valencia),  aparecen entre los socios, por lo que no ostentan participación alguna de la empresa adjudicataria del concurso convocado por el Ayuntamiento de Marbella. Ver documento 1 de 3 PDF

El capital social de 3.000 euros de Parque Cementerio Marbella  S.L. quedó repartido de la siguiente forma: José Carlos Moreno Pedrazuela suscribió 30 participaciones por un valor total de 30 euros; la sociedad Materiales de Construcción Fernando Moreno S.L. 2.880 participaciones, por un valor de 2.880 euros y, finalmente, Huete Arquitectos S.L.P. se hizo con 90 participaciones por valor de 90 euros.

Como puede verse en los documentos mercantiles a disposición de los lectores, las dos citadas funerarias de la Comunidad de Valencia no suscribieron participación alguna al constituirse como tal la actual concesionaria del servicio de cementerios.

Ampliación de capital por 300.000 euros

Ya el 20 de mayo de 2014 se produce una ampliación de capital de 300.000 euros en Parque Cementerio Marbella S.L., mediante la emisión y puesta en circulación de 300.000 nuevas participaciones, de un euro de valor nominal cada una, “las cuales, previa renuncia de los socios al derecho de suscripción preferente, fueron íntegramente suscritas y totalmente desembolsadas en efectivo metálico”. Ver  documento 2 de 3 PDF

En el mismo acto mercantil se faculta al presidente del consejo de administración, José Carlos Moreno Pedrazuela,  para que “eleve a público los anteriores acuerdos”. Paralelamente, el Órgano de Administración de la sociedad manifiesta que “la titularidad de las nuevas participaciones se ha hecho constar en el Libro Registro de Socios”. Hasta ahí todo lo que figura en el Registro Mercantil y de nuevo ni rastro de Funeraria Blay y Servicios Funerarios Vadis S.L.

Descargar (PDF)

Crean Funespamar S.L. en noviembre de 2014

Este medio digital descubre el 27 de enero pasado, en el curso de la investigación iniciada en octubre de 2014, que Parque Cementerio Marbella S.L. ha constituido otra sociedad, el 27 de noviembre de 2014, denominada Funespamar S.L. y con un capital social de 3.000 euros.

En Funespamar S.L. aparece como socio mayoritario la propia Parque Cementerio Marbella S.L., con 2.970 participaciones, valoradas en 2.970 euros, y José Carlos Moreno Pedrazuela con 30 participaciones, por un valor total de 30 euros. Una vez más ninguna participación vinculada a las dos citadas funerarias valencianas, que resultaron adjudicatarias. Ver documento 3 de 3 PDF

Sin embargo, en los órganos sociales de Funespamar S.L., que tiene el mismo domicilio social que Parque Cementerio Marbella S.L. en Estepona, aparece como administrador solidario Gustavo Javier Casino González, que a su vez ocupa cargos y es accionista de Funeraria Blay S.L.

Aparece un administrador vinculado a las funerarias Vadis y Blay 

Gustavo Javier Casino también figura como representante y apoderado de Servicios Funerarios Vadis S.L., la otra funeraria de la Comunidad de Valencia que se presentó al concurso y lo ganó junto a Materiales de Construcción Fernando Moreno y Huete Arquitectos.

Tanto Parque Cementerio Marbella S.L., como Funespamar S.L. tienen entre las actividades de su objeto social, además de las relativas a las pompas fúnebres, la promoción de inmuebles, la compra venta y arrendamiento “no financiero” de fincas, tanto rústicas como urbanas, así como la explotación de las mismas.

Panel del proyecto de ampliación del cementerio de San Pedro a la entrada del recinto

Panel del proyecto de ampliación del cementerio de San Pedro a la entrada del recinto

Versión del arquitecto y socio Fernando Huete

Este medio se puso en contacto con el arquitecto Fernando Huete, socio de Parque Cementerio Marbella S.L., que fue la persona que presentó en rueda de prensa la nueva empresa tras la adjudicación, junto a la edil delegada de Cementerios, Alicia Jiménez.

“Fue por logística, la montamos nosotros aquí [la sociedad] porque teníamos toda la documentación y después se hizo el pase de acciones al otro”, señaló Huete en alusión a Funeraria Blay S.L. y Servicios Funerarios Vadis S.L., al ser preguntado sobre por qué no aparecen entre los socios fundadores de Parque Cementerio Marbella S.L.

Al ser preguntado si las dos funerarias valencianas entraron en Parque Cementerio Marbella S.L. cuando se produjo la ampliación de capital social, por valor de 300.000 euros, Huete dijo no recordarlo. Lo cierto es que las dos citadas mercantiles no aparecen como nuevos socios en la documentación recabada del Registro Mercantil de Málaga solicitada por este medio.

“Si no recuerdo mal esa ampliación de capital la suscribe Materiales de Construcción Fernando Moreno, nosotros [Huete Arquitectos] Funeraria Blay y Servicios Funerarios Vadis, pero lo tendría que mirar”, adujo Huete en una conversación mantenida con este periodista el 25 de noviembre de 2014, cuando en el curso de la misma reconoció ser socio del polémico club de playa Funky Buddha Beach. Se trata del nombre del caso judicial por el que está imputado el concejal de Urbanismo, Pablo Moro, por no paralizar las obras ilegales del mismo. Huete ha declarado ya como testigo ante el juez instructor.

El arquitecto Huete se comprometió entonces a aportar a esta redacción los datos relativos a la entrada de las funerarias Blay y Vadis en Parque Cementerio Marbella S.L., pero transcurridos más de dos meses no lo ha hecho. Tampoco ha atendido las llamadas telefónicas de marbellaconfidencial.es en los últimos días.

Versión del empresario y socio José Carlos Moreno Pedrazuela 

El empresario José Carlos Moreno Pedrazuela, tras meses de intentos de recabar su versión y la de su hermano y socio Nemesio, por escrito y por teléfono, fue localizado este sábado por marbellaconfidencial. El conocido constructor sampedreño ha asegurado que, como “apoderado” de Parque Cementerio Marbella S.L., no estaba autorizado a ofrecer ninguna información al respecto.

“Si quiere saber si Funeraria Blay y Servicios Funerarios Vadis están en Parque Cementerio Marbella vaya usted al Registro Mercantil, que es público”, contestó ante la pregunta, antes de asegurar que las dos empresas citadas “sí están en el capital social”. Acto seguido dio por zanjada la conversación.

Tampoco ha sido posible conocer, por boca de los responsables de Parque Cementerio Marbella S.L., por qué motivo casi un año después de constituir la empresa crean otra, con el mismo objeto social, Funespamar S.L., donde ya aparece como administrador solidario de la misma –junto a José Carlos Moreno– Gustavo Javier Casino, vinculado a las funerarias Blay y Vadis.

A pesar de las numerosos intentos por recabar una versión de las funerarias Blay y Vadis no ha sido posible hablar con sus responsables, en relación a la participación que supuestamente  ostentan en Parque Cementerio Marbella S.L.

El Ayuntamiento alude a un certificado de Huete

Fuentes del equipo de gobierno del Ayuntamientos de Marbella, participantes en el expediente de contratación de la concesión del servicio de cementerios, han  asegurado  a este medio que el arquitecto Fernando Gómez Huete aportó un “certificado” en el que hacía constar que los propietarios de Parque Cementerio Marbella eran los siguientes: Materiales de Construcción Fernando Moreno S.L.; Huete Arquitectos S.L.P.; Funeraria Blay y Servicios Funerarios Vadis S.L.

Documentos del Registro Mercantil sobre Parque Cementerio Marbella S.L. y Funespamar S.L.

Nota de redacción: los numerosos espacios tachados en los documentos son obra del Registro Mercantil, para la protección de datos. Este medio ha tachado solamente los DNI de las personas físicas que aparecen en las empresas.

 

Otras informaciones relacionadas con la concesión de los cementerios

hidrallia

2 Comments

  1. Gerardo Responder

    Se me ocurre poner un ejemplo ilustrativo de lo que un asunto como éste podría suponer. Imaginemos que se convoca un concurso público para garantizar un servicio eficaz de comedores escolares durante cincuenta años. Una empresa se impone en la licitación por su prestigio, solvencia, experiencia y trayectoria profesional. Nada más adjudicado el concurso, la estructura original de dicha empresa desaparece y da paso a otra que – aún bajo la misma denominación social – no posee los méritos alegados al principio, y que al valorarlos de nuevo alcanzarían – quién sabe – la décima parte de puntos que la que se presentó y ganó.

    ¿Cómo calificarían este supuesto, de ser cierto?

  2. Pepe Responder

    Creo que tienes toda la razón Gerardo, según ley de contratos del estado hay que valorar la experiencia técnica y solvencia económica y en este caso una empresa de 3000 euros, que la puede crear cualquiera, y con una experiencia contrastada como son los socios de la misma solo tiene una explicación….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.