El PSOE cambia de postura y pasa de la abstención a sumarse al bipartito para pagarle 12 millones de euros a OlivoEl exteniente de alcalde socialista Javier Porcuna ha sido el encargado de defender esta postura, frente al voto en contra del resto de la oposición, conformada por Podemos e IU ;El grupo municipal socialista vota a favor después de que el PP aceptara una enmienda de adición con la que "se cierra el asunto de forma definitiva"

El portavoz del PSOE, Javier Porcuna durante una de sus intervenciones en el Pleno celebrado este viernes en el Ayuntamiento de Marbella//FOTO:CABANILLAS

El grupo municipal socialista ha votado en el pleno de enero, que la Corporación celebra este viernes, a favor de que el Ayuntamiento pague a Tomás Olivo doce millones de euros por una deuda que el Ayuntamiento adquirió con el empresario murciano durante la época de GIL.

El principal partido de la oposición había anunciado durante la semana que se abstendría en la sesión plenaria, pero finalmente ha rectificado su postura y votado junto al PP y OSP a favor de un acuerdo que permitirá al Ayuntamiento pagar a Olivo 12 millones de euros en lugar de los 24 que reclama.

El cambio de postura del grupo municipal socialista se debe a que el PP ha aceptado una moción de adición en la que el PSOE solicita instar a la empresa General de Galerías Comerciales, propiedad de Olivo, a renunciar de forma expresa a reclamar daños y perjuicios al Ayuntamiento en base al acuerdo que las formaciones que integran el Equipo de Gobierno y el PSOE han adoptado. La propuesta, ha señalado Porcuna, “cierra de forma definitiva este asunto”.

Porcuna ha asegurado que su formación ha votado a favor para evitar que “pese sobre los vecinos de Marbella la losa” de tener que pagar, en el futuro, 24 millones de euros a Olivo.

“Somos un partido de gobierno. Estamos aquí para gobernar y nuestra opción es presentarnos a las próximas elecciones para gobernar. Y, a veces, hay problemas como estos que, desafortunadamente, hay que resolverlos a través de la responsabilidad”, ha señalado Porcuna.

Una quita del 50 por ciento

El portavoz municipal, Felix Romero, ha admitido que las obras a causa de las cuales se originó la deuda, la reforma del embovedado de Arroyo Primero, valoradas en más de 16 millones de euros, se ejecutaron “con todo tipo de irregularidades”. Sin embargo, se completaron y el Ayuntamiento las recepcionó, pero no las pagó.

“Se trata de una causa judicial que vamos a perder, por lo que nuestra responsabilidad es aceptar una eliminación del 50 por ciento de la deuda y pagar los 12 millones para evitar, en el futuro, un perjuicio mayor al Ayuntamiento”, ha señalado.

Los grupos municipales de IU y Podemos sí se han mantenido fieles a la posición que han defendido durante la semana y han votado en contra.

El concejal de IU, Miguel Díaz, ha recordado que Olivo fue uno de los empresarios “más cercanos al gilismo en la época de corrupción” y ha señalado tras la aprobación del acuerdo que “la sombra del GIL es alargada”.

Por su parte, la edil de Podemos, Victoria Mendiola, ha reiterado que el acuerdo con el empresario murciano es un “despropósito”.

En la mañana del jueves la alcaldesa hacía unas declaraciones a Marbella Confidencial, desde Fitur,en las que defendía el acuerdo con el polémico empresario como beneficioso para el municipio.

El interventor y los 18 años de prisión que pide Fiscalía para Olivo por presuntos sobornos a Roca

Izquierda Unida ya aseguró a comienzos de semana que el interventor municipal, en su informe sobre este asunto “objeta al acuerdo de PP y OSP con Olivo y asegura que cabe plantearse si el desequilibro que se reclama no ha sido debido a la propia iniciativa del particular o revela una iniciativa maliciosa del mismo” , ha subrayado Díaz.

Izquierda Unida pone de manifiesto que el citado informe del interventor, alto funcionario, plantea el hecho de que mientras sigan vivos dos procesos judiciales, uno penal y otro en el Tribunal de Cuentas por este hechos, Marbella podría demorar el pago a Olivo. Algo que se produce a cuatro meses de las elecciones municipales y antes de que el citado empresario afronte el juicio oral, en la Audiencia de Málaga, en el que Fiscalía solicita para él 18 años de prisión,principalmente por presuntos sobornos al exgerente de Urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca.Todo ello en el marco del convenio urbanístico de La Cañada, que es por el que Olivo reclamaba al Ayuntamiento los 24 millones por las obras y ahora recibirá 12.

hidrallia hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.