El abogado del propietario del hotel Sisu habla de “ajuste de cuentas” como móvil del incendioDeclaraciones a Telecinco de Antonio Flores a las puertas del establecimiento siniestrado

El abogado Antonio Flores (de azul) junto al propietario del hotel Sisu durante su intervención en directo en Telecinco este viernes. FOTO/ Telecinco

“Entendemos que es lo mismo que hace tres años: un ajuste de cuentas”. De esta manera tan contundente se ha expresado el abogado Antonio Flores, letrado que representa al propietario del hotel Sisu de Marbella, incendiado en la madrugada de este viernes.

En declaraciones a Telecinco Flores se ha referido al otro suceso que afectó al establecimiento en 2017, cuando un desconocido arrojó una granada en su interior y también lo rociaron con gasolina.

El conocido abogado penalista, socio director del bufete Lawbird de Marbella, ha llegado a asegurar ante las cámaras que Neil Acland, el empresario británico que regenta el hotel en régimen de un alquiler que “no paga” les amenazó “delante de testigos” con que “iba a quemarlo” antes de tenerse que ir.


Así pues, la propiedad del local alberga pocas dudas acerca de cuál ha sido el móvil de este suceso que ha conmocionado a la ciudad en este 21 de agosto y que se ha saldado con un fallecido, de nacionalidad francesa, y diez heridos (todos ya dados de alta).

Durante sus explicaciones al programa ‘Ya es mediodía’ , de la citada cadena televisiva, Flores ha recordado que hay una serie de denuncias contra este arrendador británico, en el marco de un largo proceso judicial por desahucio. Asimismo, el jurista se ha referido a numerosas denuncias contra este establecimiento, además de una serie de “expedientes de disciplina urbanística”.

Diversas fuentes policiales, consultadas por Marbella Confidencial, coinciden al asegurar que hay varias líneas de investigación abiertas, incluida la del incendio provocado, si bien cualquier pesquisa está supeditada al informe pericial que elaboren Bomberos así como la unidad de Policía Científica.

Otras fuentes sostienen que el uso de cachimbas en habitaciones podría haber desencadenado el fuego, si bien había al menos dos focos separados entre sí, tanto en la planta ático, donde el empresario que explota el local tiene su apartamento privado, como en otra planta inferior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.