El PP ganaría con mayoría holgada en Marbella y podría elegir para gobernar entre OSP, en retroceso, y CS que no despegaENCUESTA.- Deimos para Marbella Confidencial ;La formación de Ángeles Muñoz lograría con el 44,38 % de los votos entre 13 y 14 concejales, cifra esta última que equivale a la mayoría absoluta; El PSOE revalidaría los ochos ediles (26,49 %) obtenidos en las elecciones de 2015; Izquierda Unida podría quedarse sin representación municipal u obtener entre uno o dos ediles, al estar su porcentaje de apoyos en un 5,63 % (el mínimo para tener opciones es de un 5 %); Cs se estanca y no varían apenas sus opciones respecto a la encuesta de 2017; La formación naranja tendría entre uno y dos ediles con el 6,36 % de los votos; OSP, en claro retroceso, se debatiría entre 1 y 2 concejales (6,38 %); Podemos, revalida sus dos concejales, los que tiene ahora, desbanca a OSP de la tercera posición, y sube en porcentaje con respecto al sondeo de 2017 al obtener dos concejales con el 8,22 % de los sufragios ; Los resultados darían lugar a un escenario endiablado de gobierno para el socialista José Bernal, en el cual sería complicada su vuelta a la Alcaldía ;El sondeo, con más de 400 entrevistas presenciales, a pie de calle, entre el 9 y el 11 de abril, arroja un empate técnico entre OSP, con el 6,38% y Cs con el 6,36%, ambas formaciones se disputan un segundo concejal

junta AMBROSIA

Infografía con los resultados de la encuesta elaborada por la empresa
Deimos Estadística para Marbella Confidencial. Nota: Entre paréntesis se encuentra el porcentaje de voto estimado en el sondeo (*) El 1,04 % de los electores daría su apoyo a otras formaciones políticas y el 1,50 % votaría en blanco .

Si a día de hoy se celebraran elecciones municipales en Marbella el Partido Popular que lidera la alcaldesa, Ángeles Muñoz, sería la fuerza más votada y obtendría una mayoría lo suficientemente holgada que le permitiría elegir entre dos socios para pactar y en el mejor de los casos para los conservadores mayoría absoluta con 14. Por un lado, podría reeditar el actual Ejecutivo bipartito, con Opción Sampedreña, que experimenta un retroceso evidente, o bien elegir a Ciudadanos, su posible aliado natural en el centroderecha, que no termina de despegar en el municipio, circunstancia que beneficia claramente a los conservadores a nivel local.

En la encuesta anual de intención de voto realizada por Deimos Estadística, para Marbella Confidencial, entre los días 9 y 11 de abril, con 412 entrevistas presenciales (no telefónicas) repartidas por todo el término municipal, el PP logra 13/14 concejales (44,38%); El PSOE del exalcalde José Bernal revalidaría los 8 ediles de 2015 con el 26,49%; Podemos, con sus siglas naturales, ya desprendido de la marca ‘Costa del Sol Sí puede’ (CSSP) se convertiría en la tercera fuerza política local, al mantener sus dos actas y alcanzar el 8,22%. OSP, en claro retroceso, se debatiría entre 1 y 2 concejales y el 6,38% del voto.  Ciudadanos no termina de despegar y es la quinta fuerza con 1/2 representantes y el 6,36%, resultado casi idéntico al obtenido en el sondeo de 2017, lo que evidencia la clara pugna que mantiene con OSP por conseguir el segundo edil.

El caso de Izquierda Unida es especialmente significativo, su horquilla es de 0/2 concejales (5,63%) en la Corporación y se puede incluso jugar su supervivencia en el Ayuntamiento, en el peor de los casos para la formación que lidera Miguel Díaz.

Según explica Ramón Alberca, director general de Deimos, “el porcentaje de voto válido estimado de IU queda en un punto muy delicado, porque los márgenes de error hacen que pueda tanto quedar por debajo del 5%, lo que no le daría derecho a entrar en la Corporación, como superar a OSP y Cs”.

En base a lo anterior, Alberca plantea varios escenarios para IU. El primero de ellos consistiría en llegar al 5% de voto válido, lo que equivaldría a tener un escaño asegurado en el Pleno. Pero si la federación izquierdista no llega al 5% su acta de concejal se la llevaría el PP, al ser el más votado y verse beneficiado con los restos, debido a la Ley D’hondt.

El segundo escenario, más positivo para IU, se enmarcaría en una pugna por el segundo concejal con OSP y Cs, dado que estas dos formaciones “tienen empate técnico”, afirma Alberca sobre el 0.02% de diferencia de voto válido estimado. El que tenga más votos entre OSP y CS se llevaría el escaño en disputa, en esa pugna 1/2 que mantienen las formaciones de Rafael Piña y Francisco Gómez Palma. Sin embargo, apunta el responsable de Deimos, “los márgenes de error de IU, hacen que en el más positivo de los casos para Izquierda Unida, este partido pudiera superar a OSP y Cs y llevarse el segundo escaño en pugna directa con ellos”.

No obstante, el citado experto demoscópico reconoce que IU “tendría fácil” ganar la primera batalla que tiene que librar por lograr un acta en la Corporación, y “bastante difícil” llegar a los 2 concejales quitándole el segundo a OSP y Cs.

El PP de Ángeles Muñoz, muy beneficiado por los votantes al recuperar el poder y aglutinar todo el voto del centroderecha en Marbella

Si algo evidencia claramente esta encuesta de intención de voto es cómo el PP de Ángeles Muñoz se ha visto  muy beneficiado por el cambio de gobierno que tuvo lugar en agosto de 2017, cuando una inesperada moción de censura, protagonizada entre los ‘populares’ y OSP arrebató la Alcaldía al entonces alcalde, el socialista José Bernal.

En este nuevo sondeo anual, elaborado entre Marbella, San Pedro, Nueva Andalucía y Las Chapas, cuando se van a cumplir ocho meses de gobierno bipartito PP-OSP la mejora de resultados de los conservadores es evidente con respecto a  la anterior encuesta de Deimos, elaborada en junio de 2017, cuando aún gobernaba el tripartito PSOE-OSP-IU.

Cabe recordar que hace menos de ocho meses el Partido Popular lograba una horquilla de 10-11 concejales y el 35,11% de los votos. A día de hoy la lista liderada por Ángeles Muñoz, ya designada candidata, logra 13/14 ediles y el 44,38% de los sufragios, por lo que sube en porcentaje nueve puntos, sin duda algo que puede interpretarse como un aval de los votantes a la gestión actual de los conservadores en el Consistorio marbellí, con respecto a la gestión del tripartito PSOE-OSP-IU del sondeo de junio de 2017.

Los ‘populares’ se acercan al resultado logrado en las urnas en 2015

Estos últimos datos sobre intención de voto recabados por Deimos entre el 9 y el 11 de abril pasados acercan al PP al resultado logrado en las urnas en las municipales de 2015, cuando obtuvo 13 actas (14 es mayoría absoluta) y el 41,01% de votos.

En contra del argumento repetido hasta la saciedad por el PP de Marbella, sobre que en 2015 se quedaron a “unos cientos de votos”, o “un puñado de votos” del concejal 14 y, por tanto, de la mayoría absoluta, Marbella Confidencial ya demostró en su día que fueron en realidad más de 2.000 papeletas las que distanciaron al partido de la gaviota de lograr la cifra mágica que les hubiera permitido gobernar en solitario. De hecho, OSP se quedó mucho más cerca del tercer concejal que el PP del decimocuarto.

El principal perjudicado es el PSOE

Sin duda alguna, el principal perjudicado en esta nueva encuesta anual es el PSOE de José Bernal, que desciende en concejales con respecto al sondeo de 2017, en el que obtuvo 10 actas (dos más que ahora (8) que son precisamente las que ostenta a día de hoy en el Pleno). Los socialistas lograrían ahora un 26,49% de votos, lo que equivale a 6,8 puntos menos que el resultado logrado en el sondeo de junio de 2017, cuando se elevaron hasta el 33,29%. En las elecciones de 2015 obtuvieron el 26,30%.

Podemos es otro de los partidos que gana en esta encuesta de abril de 2018. Revalida sus dos concejales, los que tiene ahora, desbanca a OSP de la tercera posición, y sube en porcentaje con respecto al sondeo de 2017: Un 8,22% frente al 7,13% de hace menos de ocho meses. En los comicios locales de 2015 cosechó un 8,20% bajo la marca de CSSP.

Infografía con la evolución de la intención de voto de las diferentes formaciones políticas del municipio en base a los sondeos elaborados por Deimos Estadística para Marbella Confidencial

Retroceso evidente de OSP con Piña como líder peor valorado

El retroceso de Opción Sampedreña es evidente y notorio con respecto a la encuesta de 2017, cuando lograron 2-3 concejales y el 8,72%. A día de hoy se debaten entre 1/2 concejales y bajan casi dos puntos: 6,38%. En las elecciones de 2015 la lista encabezada por Rafael Piña logró 2 munícipes y el 9,16%, a un puñado de papeletas del tercer edil. Se convirtió en la tercera fuerza política del municipio, por delante de CSSP-Podemos, lugar que conservaba en el sondeo de 2017.

Ciudadanos es la quinta fuerza pero su líder es el segundo más valorado, por detrás de la alcaldesa

Por lo que respecta a Ciudadanos, su caso es bastante significativo. La formación que lidera como coordinador el empresario local Francisco Gómez Palma no termina de despegar en las encuestas. Tiene el handicap de no contar con representación propia en el Ayuntamiento. Sus responsables nacionales decidieron no presentar candidatura en 2015 debido a las graves desavenencias internas existentes entonces.

Cs se mantiene casi igual en esta encuesta de 2018 frente a la publicada en 2017. Su horquilla es la misma: 1/2 ediles y baja unas décimas en porcentaje, con un 6,36% frente al 6,81% de hace 10 meses.

La escasa relevancia en el panorama local de Cs, con pocas apariciones públicas y una política de comunicación basada en frías y escuetas notas de prensa, tras reunirse con colectivos, sin contacto con los periodistas, pueden ser algunas de las claves para explicar el estancamiento de la formación liberal. Sin embargo, de mantenerse así, con un concejal que sacara, en el peor de los casos para Cs, tendría el papel de llave de gobierno, en rivalidad con OSP, que ha perdido ya la exclusividad de la que gozaba, sin el partido naranja en las urnas. Ya nada será igual para Piña y Osorio a la hora de dejarse querer. El PP tendrá otro socio al que cortejar, como es el partido de Albert Rivera, en principio aliado natural para Ángeles Muñoz.

Pero si hay algo positivo para Cs a nivel local, al margen de ser llave aunque en el peor de los casos sólo sacara un concejal, es el hecho de que su actual coordinador, Gómez Palma, es el segundo líder mejor valorado, por detrás de Ángeles Muñoz, y por delante de José Bernal. Sin embargo el máximo responsable ‘naranja’ en Marbella es el líder menos conocido. La explicación se encuentra en que el 28% de quienes le conocen le dan notas muy altas.

IU se debate entre sobrevivir y la posible confluencia con Podemos

Izquierda Unida sigue como sexta fuerza política en este sondeo y se podría incluso jugar su permanencia en la Plaza de los Naranjos en 2019, a tenor de la horquilla 0/2 que consigue, como ya ha quedado explicado. Y es que en la encuesta de Deimos de hace diez meses, IU lograba un edil y el 5,32%. Ahora, es cierto que sube décimas en porcentaje: 5,63. En 2015 logró 2 actas y el 6,77%. Según todos los analistas a la lista de Miguel Díaz le benefició que Podemos no se presentara como tal, sino con la marca blanca de CSSP, lo que generó confusión en las urnas para el electorado de Pablo Iglesias.

Un escenario de gobierno endiablado para el PSOE de José Bernal

A tenor de esta última encuesta de Deimos para Marbella Confidencial el escenario de gobierno se presenta endiablado para el PSOE de José Bernal. El socialista sólo podría ser alcalde con OSP, un enemigo que parece irreconciliable actualmente, tras la “moción-traición” de censura, como la denomina el líder de IU, Miguel Díaz.

A día de hoy, según todas las fuentes socialistas consultadas por este medio digital antes de la elaboración de la encuesta, el escenario soñado por el exalcalde, ahora presidente del PSOE de Málaga, sería lograr 10 concejales y que una hipotética subida de Ciudadanos, hasta los 4 ediles, les permitiera formar un bipartito con la suma que resulta de esa mayoría absoluta.

Un tripartito con OSP y Cs se antoja como una ficción para el PSOE, no porque los tres partidos no pudieran sumar, sino porque formar gobierno entre el liberalismo de Rivera y el segregacionismo de Piña, contra lo que ha luchado siempre Ciudadanos, es una quimera, por no hablar de ciencia ficción. A todo lo anterior cabe añadir que la política del partido ‘naranja’ es apoyar siempre a la lista más votada. En Marbella, salvo una hecatombe inimaginable hoy, el ganador sería el PP.

La posibilidad de un pacto de izquierdas entre PSOE y la suma de Podemos e IU tampoco es algo al alcance de la mano ahora mismo para los socialistas, porque la aritmética para ese tripartito no suma. Tampoco suman en la simulación probable de que Podemos e IU concurrieran juntos. Las expectativas demoscópias les dan un máximo de tres concejales juntos, cuatro sería una proeza, pero la suma con el PSOE se quedaría en 13 y necesitarían a OSP, que obtendría 1/2. Si la relación de Bernal con Piña y Osorio es mala, con Miguel Díaz es todavía aún peor. Fuentes de Izquierda Unida reconocen en privado que no contemplan gobernar con Opción Sampedreña tras sentirse “traicionados” en agosto de 2017, cuando le dieron el poder al PP y rompieron el pacto de gobierno tripartito.

————————
FICHA TÉCNICA
————————-

Ámbito: Localidad de Marbella

Muestra: 412 entrevistas realizadas entre Marbella, San Pedro Alcántara, Nueva Andalucía y Las Chapas.

Margen de error: 4,39% para los datos globales, suponiendo muestreo aleatorio simple.

Nivel de confianza del 95% suponiendo p=q=50.

Selección: Muestreo estratificado Polietápico y por conglomerados. Afijación proporcional. Cuotas por Sexo, Grupos de Edad, y Código Postal.

Entrevista: Presencial, a pie de calle.

Trabajo de Campo: del 9 al 11 de Abril de 2018.

Realización: Deimos Estadística S.L.

 

hidrallia hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.