La versión de la candidata de Cs sobre su extraño empadronamiento en un piso de inmigrantes no encaja con las fechasMaría García ha reaparecido este lunes ante los periodistas, tras estar ausente de cualquier convocatoria para los medios de comunicación desde el 14 de mayo, a raíz de la investigación periodística publicada por Marbella Confidencial sobre que se había empadronado en septiembre de 2018 en un piso de Marbella, donde no residió, habitado por inmigrantes brasileños

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Marbella, María García, este lunes en el debate a cinco que ha celebrado la cadena COPE. FOTO/ JAVIER MARTÍN

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Marbella, María García, este lunes en el debate a cinco que ha celebrado la cadena COPE. FOTO/ JAVIER MARTÍN

Fue el 14 de mayo cuando la candidata de Ciudadanos en Marbella, María García, compareció ante los periodistas por última vez, hasta que este lunes 20 ha reaparecido de nuevo. El pasado 15 decidió ausentarse de un acto previsto para medios y alegar “problemas de agenda”. Fue el día  en que Marbella Confidencial publicó una investigación periodística sobre que la alcaldable, a pesar de presumir de vivir en Marbella desde hacía más de diez años, se había dado de baja en el padrón de Mijas en septiembre de 2018 y, a la par, de alta en Marbella, para empadronarse en un piso de Ricardo Soriano habitado por unos inmigrantes brasileños, en régimen de alquiler, donde ella nunca residió.

La versión ofrecida ahora por María García, confusa y alambicada a la hora de tratar de explicar su extraño empadronamiento, no encaja con las fechas que ofreció este medio digital, tras haber hablado con el propietario del inmueble y numerosos vecinos del edificio Balmoral, además del conserje.

Quien fuera también ‘número 3’ por Málaga al Congreso de los Diputados en las pasadas elecciones del 28 de abril confirma que “el 25 de septiembre yo me empadrono en la dirección de Ricardo Soriano [Edificio Balmoral] y efectivamente yo estoy viviendo allí hasta marzo”. Es en esta última fecha donde el relato de García no cuadra: cuando ella se empadronó en el citado inmueble residía allí, desde 2015, una familia de inmigrantes brasileños, como inquilinos, y ellos no entregaron las llaves al propietario hasta principios de enero de 2019.

A partir de enero pasado, tal y como sostuvo el dueño del piso, que dijo no conocer a la política de Cs, este particular inició unas obras de reforma que han finalizado entre abril y mayo para instalarse él a vivir.

Así pues, este medio digital se reafirma en que a tenor de todos estos datos, corroborados también por otras fuentes vecinales, García nunca llegó a residir en el inmueble, porque tras concluir el contrato de alquiler de la familia brasileña nadie entró a vivir allí y poco después comenzaron las obras de reforma, hasta que, recientemente, el propietario se ha instalado en el apartamento para vivir él.

Fue la hermana del propietario, a quien García conocía de su etapa como subdirectora de COPE Marbella entre 2011 y 2013, la que le facilitó el empadronamiento en septiembre de 2018, porque ella necesitaba figurar empadronada en Marbella, para poder afiliarse a la agrupación de Ciudadanos, requisito indispensable. El partido estaba controlado por el entonces coordinador local de Cs, Francisco Gómez, ya dimitido tras ser excluido de la lista electoral que encabeza esta política malagueña.

De hecho, el dueño del piso de Ricardo Soriano –cuya identidad no revelamos por expreso deseo suyo– aseguró no conocer de nada a la política liberal. Es más, llegó a afirmar que al piso “llegaban cartas a su nombre que yo devolvía al cartero”, como ya informamos el pasado 15 de mayo.

Casa en propiedad en Mijas y diez años residiendo en Marbella “sin considerar necesario” empadronarse

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Marbella, María García, este lunes tras reaparecer en convocatorias de prensa. FOTO/ CABANILLAS

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Marbella, María García, este lunes tras reaparecer en convocatorias de prensa. FOTO/ CABANILLAS

“Yo tengo una casa en Mijas y estaba empadronada en Mijas, he estado trabajando en Mijas durante un año, renuncio a mi puesto de trabajo en Mijas (2017), porque el partido me reclama a nivel orgánico y al marcharme de Mijas doy de baja mi afiliación en Mijas”,  ha proseguido el relato de García hecho este lunes tras un acto sobre su programa electoral en la Playa de la Venus.

“Dado que vivo en Marbella pido mi alta en la agrupación de Marbella” –afirma en presente histórico– y para ello necesitaba empadronarme en Marbella” en septiembre de 2018.

“Aunque llevo viviendo en Marbella diez años nunca me había empadronado, porque tengo una casa en propiedad en Mijas desde el año 2007 y nunca había tenido la necesidad de empadronarme en Marbella”, ha argumentado.

Prosigue García que ella se encontraba desde el mes de enero de 2019 “trabajando en la Junta de Andalucía y solamente venía algunos fines de semana, porque otros me quedaba en Sevilla, entonces el dueño de la casa me propuso que iba a hacer unas obras, durante el mes de marzo y abril y yo iba a volver en el mes de mayo”.

Sin embargo, añade la alcaldable, “esas obras se alargaron y cuando usted hace esa investigación yo en ese momento no me encuentro residiendo en ese domicilio, debido al tema de las obras, esta es mi versión y es lo que le puedo decir”, ha zanjado.

Lo cierto es que cuando Marbella Confidencial acudió a dicho domicilio la pasada semana para recabar información, antes de publicar la noticia, las obras estaban finalizadas y el propietario estaba instalado.

Si este periódico decidió investigar dónde había vivido García en los últimos años fue porque ella misma, sin ser necesario y de forma impostada, poco natural y en un discurso leído íntegramente, basó su presentación como candidata a la Alcaldía en demostrar un gran arraigo en la ciudad, al presumir de haber vivido en numerosas zonas del término municipal dede “hace diez años”.

 

Información en Infolibre

Información en eldiario.es Andalucía

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.