Costa del Sol Sí Puede cree que Muñoz confunde el gobierno local con ellaLa formación auspiciada por Podemos y Equo compara a la alcaldesa con Luis XIV y su famosa frase: "El Estado soy yo" ; Critican que utilice "la estrategia del miedo" ante la pérdida de la mayoría absoluta del PP

El candidato a la Alcaldía de Costa del Sol Sí Puede, José Carlos Núñez (centro camisa azul) rodeado de los ocho primeros puestos de su lista electoral

El candidato a la Alcaldía de Costa del Sol Sí Puede, José Carlos Núñez (centro camisa azul) rodeado de los ocho primeros puestos de su lista electoral

El partido Costa del Sol Sí Puede, auspiciado por Podemos y Equo, ha criticado con dureza las recientes declaraciones de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, a quien acusa de “confundir” el gobierno de la ciudad con ella. De hecho, la citada formación compara a la regidora con el Rey Sol, Luis XIV, y su famosa frase: “El Estado soy yo”.

La reacción de la plataforma que presenta candidatura en seis municipios de la Costa del Sol Occidental se produce después de que, días atrás, Muñoz hablase de una ciudad “ingobernable” si ella, al frente del Partido Popular, no lograba revalidar la mayoría absoluta, cifrada en 14 concejales. Muñoz se refirió de forma muy despectiva al posible tripartito, o cuatripartito, como “una amalgama de siglas”.

“El cuento de Pedro y el Lobo es conocido por todos, pero parece que este equipo de gobierno quiere hacer creer a los ciudadanos que él es Pedro, sin darse cuenta de que los ciudadanos ya nos hemos percatado de que es el lobo”, afirman desde Marbella Sí Puede en un comunicado.

Estrategia del miedo 

Creen que la candidata del PP “se equivoca volviendo a utilizar la estrategia del miedo para intentar manipular al pueblo”. Los dirigentes del partido que lidera José Carlos Núñez, sostienen que el miedo “únicamente lo tienen los que llevan gobernando este municipio durante años como si fuese su cortijo”.

Desde este partido instrumental, creado ad hoc para las municipales del 24 de mayo, achacan los temores de la alcaldesa a “la realidad inminente de que otros abran los cajones y ventanas de nuestro ayuntamiento y muestren la manera incompetente y caciquil en la que lo han gestionado y todas sus mentiras”, denuncian.

Esta formación argumenta que Muñoz confunde el pluralismo democrático y el debate, en torno a medidas para la gente, “con eso que ella llama ingobernabilidad”, y que –a juicio de Costa del Sol Sí Puede– no representa más que “no poder seguir ejerciendo el poder del modo antidemocrático y falto de toda transparencia con el que está acostumbrada a hacerlo”.

También acusan a la que ha sido gobernante local durante los últimos ocho años de no tener programa, “a base de incumplirlo sistemáticamente durante estos años”, ni identidad, por “venderla al mejor postor”, ni proyecto.

Dicen comprender lo dicho por Muñoz, durante su entrevista radiofónica, sobre que ella hubiese quitado el “tic-tac” del nombre completo de Costa del Sol Sí Puede, porque–afirman– “representa la metáfora del poco tiempo que le queda al frente de este consistorio, como ella misma empieza a aceptar”, en referencia a la posible pérdida de mayoría absoluta para el PP, que tanto teme Muñoz.

“Electoralismo” en torno a la regularización de las casi 300 viviendas

En el mismo comunicado, el partido que impulsa Podemos ha aprovechado para tachar de “electoralista” la medida anunciada esta semana por la alcaldesa sobre la regularización de casi 300 viviendas, en Los Molineros y Fuente del Espanto, principalmente.

Manifiestan su “más profundo rechazo” a un acto que, para ellos, “justifica la política neogilista” del gobierno del PP. Censuran que, al elaborar el PGOU y recibir las alegaciones, “no se tiene en cuenta la posición en la que quedan los vecinos” de estas zonas. Costa del Sol Sí Puede considera que estos ciudadanos afectados quedaron “abandonados a su suerte” y se les ignoró durante ocho años.

 

4 Comments

  1. Gerardo Responder

    Quedan justamente tres semanas para las elecciones más importantes y decisivas de Marbella en décadas, y los partidos de la oposición parecen irse desinflando en imaginación y creatividad. Son los comicios más importantes porque nunca la ciudadanía había tenido un papel tan preponderante en el cambio que nuestra ciudad urgentemente necesita. Cuando cayó el GIL, lo hizo por sus propios “méritos” y con una operación quirúrgica a corazón abierto, con la disolución del Ayuntamiento previa detención de, al menos, veinte responsables del mismo.

    Ahora es posible que el 70% de los habitantes de Marbella estén descontentos de una gestión que, para simplificar, diremos que ha sido calificada como poco transparente. Pero el actual equipo, con el 30% restante puede volver a gobernar, ayudado por pactos anunciados a cambio de concesiones también explicitadas.

    Y los que, por encima de los resultados particulares de cada formación queremos que se produzca un cambio, no vemos más que atomización, apatía, inventos de última hora, una confusa amalgama de siglas y muy pocos mensajes clarificadores.

    A medida que se acercan las elecciones, el votante se va dando cuenta de que el descontento solo no basta, a menos que le afecte muy directamente y con cierta gravedad. Y ante la dispersión de la oferta, trata de buscar quien le pueda mejorar la vida. Si no lo consigue, optará por quedarse en casa o por votar “lo malo conocido”. Es lo que se llama “desencanto”.

    Y lo que el Sr. Barbotta describe acertadamente como un escenario cómodo para los del 30%.

    Apelo al sentido común de los dirigentes de los partidos para que lancen – en los días que le quedan – una ofensiva de comunicación y marketing político. Como sería impensable y utópico que diseñaran una estrategia completa, pienso que deberían centrarse al menos en el mensaje y, de él, en los rasgos más relevantes.

    Habría que transmitirle al ciudadano lo que gana si nos vota.

    Si bien, previamente, habría que tratar de averiguar los intereses más inmediatos de los votantes naturales de cada nicho concreto, aunque Internet está cambiando el modelo, al hacer que se vayan diluyendo las ideologías.

    La respuesta debería venir en forma soluciones específicas a problemas específicos, que se perciban como posibles de cumplir. Nada de “milongas” etéreas y difíciles de concretar como “luchar contra el desempleo, combatir la desigualdad social, bajar impuestos, transparencia, participación ciudadana, consenso en la toma de decisiones, etc…”.

    “Acabar con los piratas provistos de tarjetas azules que les quitan las plazas de aparcamiento a las personas con movilidad reducida” podría ser un ejemplo más asequible. Esa es una queja que me ha llegado de – al menos de cuatro personas – con derecho real a esas plazas. Lo que pasa es que son pocos votantes. Pero es sólo un ejemplo. Y a propósito, ¿cómo consiguen esas tarjetas los que, tras aparcar, se marchan a la carrera?

    La claridad, la credibilidad, la coherencia y la necesaria pasión en la transmisión del mensaje tendrían que hacer el resto. Si no se ponen las pilas los partidos de la oposición, estaremos perdidos.

  2. Todos somos ciudadanos, Gerardo, y todos queremos un cambio. Comparto tus palabras al 100%, y sólo añadiría una cosa: que Marbella nos incumbe a todos.

    Es muy cómodo sentarse a esperar que otro haga las cosas, criticando si no salen bien y apuntándose a las resultas cuando las cosas dan su fruto.

    Sin embargo alguien HACE las cosas, alguien PAGA las cosas, alguien SE ARRIESGA y pone su nombre, dando un paso al frente: y ese ALGUIEN es tan ciudadano como los demás, no lo es más ni menos ni va a llevarse más que otro. Sin embargo los demás se sientan a ESPERAR que les caigan las ventajas, mientras otro SACRIFICA su tiempo libre e incluso el de su trabajo, paga de su bolsillo y se pone al frente liderando.

    ¿Y si los demás en vez de pedir también dan, hacen y pagan algo, ponen su nombre y muestran su apoyo? Apelo a la frase de Kennedy: “No os preguntéis qué puede hacer vuestro país por vosotros. Preguntaos qué podéis hacer vosotros por vuestro país”

    En Marbella es PLENAMENTE APLICABLE.

  3. Gerardo Responder

    Esa es la pasión, Cristina, que enamora al ciudadano. Y es que la política tiene un fuerte componente de relación de amor-odio. Si, ayer, con los mecanismos de mi razón disentía de tu lanzamiento al ruedo, hoy tus emotivas palabras casi me hacen olvidar lo que te dije. Y no lo hacen porque también, esas mismas palabras, me reconducen a mi principal argumento. El de que tienes trapío para ser una primera espada en una plaza de la más alta categoría.

  4. Gerardo Responder

    Nunca he agradecido a MARBELLACONFIDENCIAL el papel que está desempeñando en Marbella. Creo que es de justicia hacerlo ya.

    Dice Bernardo Sorj, Director of The Edelstein Center for Social Research y de la Plataforma Democrática Project, en su obra “DEMOCRACIA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN” que “el periodismo de calidad es una de las condiciones de existencia de regímenes democráticos. Este periodismo no depende del formato en el cual es vehiculado, pero sólo puede existir si los vehículos de comunicación no están bajo el control directo de los gobiernos de turno”.

    Creo, además, que la total y absoluta independencia de este medio es incuestionable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.