Valls insiste en su idea de plataforma electoral para Barcelona pero pide “tiempo para pensar” si la encabezaEl exministro francés no despeja la incógnita sobre su candidatura a la Alcaldía: "me lo estoy pensando", señala en un foro organizado por el diario Sur y la Fundación Cajasol en Málaga

El ex primer ministro francés Manuel Valls saluda al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, al concluir el acto organizado este jueves en Málaga por diario SUR, con la Fundación Cajasol. FOTO/ CABANILLAS

El ex primer ministro francés Manuel Valls saluda al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, al concluir el acto organizado este jueves en Málaga por diario SUR, con la Fundación Cajasol. FOTO/ CABANILLAS

“Me lo estoy pensando, dejadme un poco de tiempo”. El  exprimer ministro francés Manuel Valls ha insistido este jueves en su idea de articular una plataforma electoral, que se presente a las elecciones municipales en Barcelona. Sin embargo, mantiene la incógnita sobre si finalmente dará el paso para encabezar una candidatura a la Alcaldía.

“Respeto mucho los partidos políticos, son imprescindibles para la democracia, pero si se tiene una visión sobre Barcelona se tiene que tener una visión más allá de los partidos y pensar en plataforma, para ir mucho más lejos”, ha dicho sobre los objetivos que persigue su proyecto.

Las declaraciones del político de origen catalán han tenido lugar en un desayuno informativo organizado por el diario Sur y la Fundación Cajasol, celebrado en el Hotel Barceló de Málaga cuando ha sido preguntado por el director del rotativo de Vocento, Manuel Castillo.

Al reiterar su idea de una plataforma el político hispano-galo se ha referido en varias ocasiones al papel de la “sociedad civil” catalana y los actos que tuvieron lugar en la gran manifestación del 8 de octubre del pasado año. Aunque pueda entenderse como un concepto general (sociedad civil catalana) lo cierto es que es el colectivo constitucionalista Sociedad Civil Catalana el que articuló dicha movilización .

Elogios al empresario Félix Revuelta, que está detrás de su posible candidatura

“El momento más importante fue el 8 de octubre, cuando la sociedad catalana, y gente como Felix Revuelta, a quien le debemos mucho, salen con banderas catalanas y españolas” a la calle.

Revuelta es el propietario de la marca NaturHouse, así como del hotel Las Dunas de Estepona, entre otros negocios empresariales. Este conocido empresario no se ha perdido la cita de Valls en Málaga y ha asistido, posando incluso en la foto de familia final. De sobra es conocido que está detrás del francés y es uno de los que más le insisten para que se anime a dar el paso de saltar a la política catalana. 

Cabe recordar que Valls dijo en su momento que meditaría liderar una plataforma constitucionalista, que representase toda la unión de partidos políticos que defienden la unidad de España y la Constitución del 78. Se trata de los mismos valores que ha reivindicado en este acto en la capital de la provincia, con la presencia destacada del alcalde, Francisco de la Torre.

Durante su intervención ha abogado por un pacto entre partidos constitucionalistas: “hoy en el debate español los partidos que apuestan por Europa y la unidad de España, constitucionalistas tienen que hacer el esfuerzo de pactar en general”. Se trata, ha dicho Valls, de formaciones que “están de acuerdo con Europa, la economía de mercado y el estado del bienestar”, frente a los populismos, de los que ha alertado incluyendo en ellos a los “nacionalismos y separatismos”, en el caso de Cataluña.

Aunque  sólo se ha referido a Ciudadanos, al elogiar a Albert Rivera e Inés Arrimadas, Valls incluye al Partido Popular en esa propuesta de pactos.

“Barcelona representa mucho más que una confrontación entre bloques. Las grandes ciudades del mundo son más potentes para afrontar los retos de hoy, movilidad , vivienda, medio ambiente y cultura”. Poco después ha recordado la figura política de Pascual Maragall, como alcalde de la ciudad condal, y lo que representó en aquella Barcelona de los Juegos Olímpicos del 92, por su transformación posterior.

De izquierda a drcha Antonio Pulido, presidente de Fundación Cajasol; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; Manuel Valls; Manuel Castillo, director de SUR y el empresario Félix Revuelta. FOTO/ CABANILLAS

De izquierda a drcha Antonio Pulido, presidente de Fundación Cajasol; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; Manuel Valls; Manuel Castillo, director de SUR y el empresario Félix Revuelta. FOTO/ CABANILLAS

Valls ha alertado de la “influencia de Rusia” en las elecciones “americanas, francesas y catalanas” y se ha referido a unas declaraciones de Pedro Sánchez, antes de ser presidente del Gobierno, cuando dijo que Torra era “supremacista y racista”, así como que “no le aceptarían ni en la lista de Le Pen en Francia”.

Si algo ha reiterado el posible alcaldable por Barcelona durante su discurso es  la “amenaza de los populismos” en Europa, ya sea de izquierdas o de derechas: “El populismo y el asunto de la inmigración han sido el caldo de cultivo de la extrema derecha e izquierda”, en países como Francia y Alemania.

“La democracia, en su sentido más amplio, está en peligro y estamos viviendo en todo el mundo el auge de movimientos totalitarios y contrarios a la integración”. Esta ha sido otra de sus grandilocuentes frases.

Ya en el terreno de la más rabiosa actualidad, el exgobernante galo se ha referido al voto de castigo del Parlamento Europeo al primer ministro de Hungría, Viktor Orban, por sus políticas sobre inmigración y la corrupción latente: “El voto de ayer es importante, para decirle a un país que no se puede saltar el Estado de Derecho”.

Se da la circunstancia de que, tal y como ha recordado Manuel Castillo, el Grupo Popular rompió la disciplina de voto en la euro cámara, después de que  tres diputados españoles votaran con la extrema derecha; nueve se abstuvieran y cuatro se ausentaran.

Turismo Junta de Andalucia hidrallia hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.