Un pregón para una Marbella “indomable como jaca que galopa al viento”El director de la emisora local de la cadena COPE, José Antonio Gómez, pone su sello como pregonero en el arranque de la Feria de San Bernabé 2019

Fotografía del director de COPE, José Antonio Gómez,durante el momento en el que pronunciaba el discurso del pregón municipal//FOTO: CABANILLAS

Una Marbella “indomable como jaca que galopa al viento, buscando liberar las inquietudes y pesares, derrochando fuerza arrolladora”. El pregonero de la Feria de San Bernabé 2019, José Antonio Gómez, director de la emisora local de la cadena COPE, ha puesto su particular sello en el arranque de estas fiestas patronales que se prolongarán hasta el próximo 11 de junio, día grande en la ciudad.

Durante su discurso, el conocido comunicador también ha tenido un especial recuerdo para la periodista de COPE Marbella Raquel Tapia. “Días difíciles”, ha resumido sobre un ingreso hospitalario ya superado.

Con el marco de las Terrazas del Puerto Deportivo como telón de fondo, ya habitual en este primer acto de las festividades, Gómez, un marbellero nacido en la calle Lobatas, como a él le gusta destacar siempre, ha comenzado su intervención con el recuerdo para  “ilustres viajeros de todos los tiempos, personajes de toda condición, célebres y anónimos”.

Ha evocado una Marbella “descubierta y redescubierta una y otra vez, por aventureros de la vida, mejor dicho, de la buena vida, porque como se vive aquí no se vive en ningún sitio del mundo”. Todo en un evento amenizado por el dúo Arenal, a caballo entre el principio y el resto de la intervención de Gómez

Acto seguido ha citado una “enciclopedia del ejército de Cartagena” para apuntalar que esta ciudad fue “colonia de los tirios y puerto de etapa de los fenicios en la navegación hacia  el reino de Tartessos, 1.500 años antes de Cristo”.

Ha ido más lejos al afirmar que “son muchas las conjeturas, pero es mas que probable”  que Marbella sea “la antigua Salduba, citada por Plinio El Viejo”, escritor  y naturalista.

Gómez no se ha olvidado de la ciudad “fenicia y romana, visigoda, mora y cristiana”, turística, internacional, cosmopolita. En definitiva, “un trozo del paraíso terrenal”.

La alcaldesa de Marbella en funciones, Ángeles Muñoz, hace entrega de la placa correspondiente al pregonero de la feria, José Antonio Gómez. FOTO/ CABANILLAS

No ha faltado la ironía relacionada con la meteorología, que muchos han entendido como una crítica a que, a pesar de las bondades climatológicas de Marbella, de ahí su llamado ‘microclima’, pocas veces protagoniza las conexiones de las grandes cadenas de televisión, cuando de hablar a pie de playa se trata.

“Tu clima, probablemente el mejor del mundo, aunque algunos se empeñen en mostrar una y otra vez otros lugares, escondiendo la verdad. Y eso que, ya en pleno siglo de oro español, el gran poeta Luis de Góngora, escribiera estos versos haciendo mención a tus famosas playas”, ha expuesto poco antes de recitar al insigne autor cordobés.

“En Marbella se vive y se convive, no olvidemos quiénes somos ni de dónde venimos, pero tengamos muy presente que todos, somos parte de ti y de tu futuro, ejerzamos sin ningún pudor, de dignos marbelleros, porque ese es el por qué de nuestra reunión y sean nuestras voces luz y bandera de participación”.

La conocida voz de la radio local desde hace décadas confiesa que “siendo marbellero de nacimiento a veces me siento extraño en mi propio pueblo”. Gómez lamenta que “haya que explicar tantas veces eso de que los nacidos somos marbelleros, y los llegados marbellíes, cosa incierta, pues el marbellero lo es de nacimiento o de adopción, lo otro raya la frivolidad”.

El falso estereotipo del “pueblo de pescadores”

Ha hecho bien José Antonio Gómez en desmontar una vez más, por si algún forastero o afincado en el municipio no se había enterado todavía, el falso estereotipo de que Marbella fue hasta su eclosión turística “un pueblo de pescadores”. Nada más lejos de la realidad.

“Lo de que Marbella fue un pueblecito de pescadores, otro gran estereotipo que hay que corregir explicando que aunque sí hubo pescadores , fue ciudad y no pueblo, desde que el Rey Fernando El Católico la nombró como tal, el 11 de junio de 1485 y al Apóstol San Bernabé su patrón”.

Recalca Gómez que Marbella “ante todo fue ciudad agrícola y minera, recordemos que los primeros altos hornos de España, se instalaron aquí, y que muy cerca de donde estamos se encontraba el famoso muelle de hierro para transportar el mineral hasta los barcos”. De hecho, puntualiza que “la mina del peñoncillo funcionó hasta los años 70 del pasado siglo XX. con su legado mas referente que es la torre del cable”, un auténtico icono local y símbolo marítimo por antonomasia, junto al faro.

Ya en el plano estricto de la historia, el pregonero ha querido destacar a dos personas en concreto: Rogelio Vigil de Quiñones “héroe entre los últimos de Filipinas y José López Domínguez, presidente del gobierno en 1906″. En este apartado no ha faltado la especial mención para el fallecido cronista e insigne historiador local Fernando Alcalá.

El 11 de junio, “la mañana más importante del año”

El día del patrón, San Bernabé, ha sido otro de los ejes centrales del pregón. Gómez ha hablado de “la mañana mas importante del año, la de un glorioso día once de junio de 1485 ,cuando el Rey Fernando y sus huestes, reconquistaban este trocito de cielo para la corona de Castilla”.

El citado monarca “se humilló al altísimo, y le dio gracias, por la generosidad de tan pacífica entrega, de esta noble, leal y muy ilustre ciudad de Marbella”, ante los mulsumanes vencidos.

El 11 de junio es la festividad de “todas las Marbellas, de la pobre y de la rica, de la trabajadora y de la glamurosa, de la minera y la pescadora, de la Marbella del Marqués del Duero y la de Artola, de la Concha al Ingenio, del Barrio al Ángel, de Nagüeles a la Alameda del Trapiche a la Bajadilla”.

Una Marbella que para Gómez es “señorial, controvertida y eterna” y cuyo nombre evoca, sentimientos profundos “llenos a veces de nostalgia y recuerdos, que acarician los sentidos”.

Ha habido añoranza del pregonero, para recordar momentos “agolpados en la memoria y en la retina”, sobre los años pasados en otras ferias como las de la Alameda, en los años 50, “a finales de los sesenta, 1971 y 1972 en el Pilar-Miraflores, 73 y 74 las Albarizas”, hasta llegar a nuestros días

Imagen de una de las academias de baile que han amenizado el acto de esta noche de pregón. FOTO/ CABANILLAS

“Pero yo me quedo con aquellas ferias de mi niñez, con el sabor del turrón, que en Marbella se degustaba en feria y muy poco en Navidad, con aquellas barquitas empujadas por el propio feriante”.

La vida de José Antonio Gómez no se entendería sin su afán constante a la hora de atraer artistas de la canción a la ciudad en los últimos años, en todo tipo de celebraciones tradicionales. Por tal motivo ha querido recordar “actuaciones de artistas memorables, en la entonces denominada caseta oficial”, como Karina, los tres sudamericanos, Cecilia, Manolo Escobar, Julio Iglesias o Rocio Jurado.

Tras recorrer todos sus barrios en la memoria, así como lugares clásicos y pintorescos, José Antonio Gómez no ha querido dejar en el tintero una historia que ha descrito como “fantástica” y que supera la categoría de anécdota. La protagonizó Pedro Guerrero, un joven botones del Hotel El Fuerte. El entonces muchacho “tuvo el privilegio de pasear por nuestra playa al perro Pluto, cuyo propietario se alojaba en el hotel y que no era otro que el mismísimo Walt Disney”. Se trata de un ejemplo, hay cientos, sobre la categoría y fama mundial de los visitantes ilustres que recalan en Marbella desde la década de los años cincuenta del siglo veinte.

“Marbella eres tú. Y aunque lo dice el cantar por ser tan hermosa y bella tu eres la perla del mar”. Así ha concluido el pregón, seguido del traicional ¡Viva Marbella, viva San Bernabé!

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.