PIB de Málaga crece más de un 3% y confirma a la provincia como “motor andaluz de la recuperación”Las previsiones que maneja el Colegio de Economistas para la economía malagueña son optimistas y se sitúan en un aumento del 3,3% en el Producto Interior Bruto durante 2015, y creciendo ;Lamentan que la falta de crédito bancario al sector privado impide que los números sean aún mejores ;La tasa de paro baja del 30% y la afiliación a la Seguridad Social aumenta más del 50% que la media andaluza ;Uno de los datos negativos es que se ha ralentizado el ritmo de creación de puestos de trabajo

colegio de economistas malaga

Miembros del Colegio de Economistas de Málaga, cuyas previsiones para 2015 son optimistas. Foto: Europa Press

El Colegio de Economistas se ha mostrado optimista ante la evolución de la economía en la provincia malagueña, con la previsión de que el Producto Interior Bruto (PIB) crezca durante este 2015 a un ritmo del 3,3 por ciento; de hecho, sitúa a Málaga como “el motor de la recuperación en Andalucía”.

Sin embargo, ha advertido de que este aumento podría ser incluso más rápido si no fuera por la falta de crédito bancario al sector privado. Así lo ha señalado este viernes el decano del Colegio de Economistas de Málaga, Juan Carlos Robles, durante la presentación del Barómetro Económico de la provincia relativo al segundo trimestre de 2015, en el que se ha puesto de relieve la creación de empleo registrada hasta ahora.

De hecho, la previsión es que la tasa de paro se reduzca a mediados de 2016 al 25 por ciento -cinco puntos porcentuales por debajo de la actual-.

Crecimiento continuo e imparable

Según ha asegurado Robles, “el sector económico en general está creciendo de forma continua e imparable, pero el gran problema sigue siendo que no hay acceso al crédito”. “No hay marcha atrás en el crecimiento, aunque a un ritmo más pequeño”, ha expuesto precisando que esta situación no puede eternizarse.

Tasa de paro por debajo del 30%

Robles, acompañado por el vicedecano del Colegio, Antonio Pedraza, y por el director del servicio de estudios económicos del organismo, Fernando de Alcázar, ha destacado, como aspectos positivos, precisamente, que la tasa de paro en la provincia baje del 30 por ciento; en concreto, a un 29,95 por ciento.

De hecho, aunque de forma interanual el paro registrado desciende un 5,65 por ciento, más que en Andalucía, sigue siendo menos que en el conjunto de España, ha advertido Robles.

De igual modo, ha puesto en valor que la afiliación a la Seguridad Social aumente un 50 por ciento más que la media andaluza y que, por sectores, continúe el incremento del número total de turistas y de todos sus indicadores, alcanzando datos históricos.

Otras cuestiones positivas son el aumento del número de vehículos matriculados en la provincia malagueña, así como de las exportaciones agroalimentarias, que han alcanzado cifras “históricas”, tal y como ha afirmado el jefe de estudios de la entidad.

PIB previsto para 2015 en crecimiento

Desde el Colegio de Economistas de Málaga han incidido también en la reducción del número de deudores concursados, y han reiterado el hecho de que el Producto Interior Bruto (PIB) previsto para el ejercicio 2015 se incremente trimestre a trimestre, situándolo en el 3,3 por ciento.

Han hecho hincapié en que, por segundo trimestre, el número de viviendas visadas supere al de las acabadas, síntoma del agotamiento del ‘stock’ de inmuebles en construcción y del repunte “tímido” de la demanda.

También sigue aumentando por segundo trimestre el precio de las viviendas y, en general, el número de las vendidas en la provincia. Por tanto, parece “incontestable” que es necesario reactivar el sector de la construcción para poder satisfacer la demanda de inmueble nuevo.

Datos negativos

En el lado opuesto, como datos negativos, desde el Colegio de Economistas han insistido en su barómetro en que el crédito permanezca casi invariable otro trimestre más.

En concreto, Robles ha expuesto que desde el comienzo de la crisis el crédito bancario al sector privado se ha reducido en 14.452 millones sólo en la provincia de Málaga, lo que explica en parte “la contracción de la economía”.

Según Robles, “los bancos no tienen aún la confianza suficiente; la banca española es tradicional y sólo da crédito frente a garantías personales; no es una banca empresarial como la anglosajona, que apuesta por proyectos empresariales”.

Precisamente, el sector empresarial y comercial es el principal afectado por esa falta de crédito bancario, y es que, según ha explicado el decano, éstas “no tienen problemas comerciales, cuentan con clientes, pero no pueden adaptarse a mayores cotas de producción porque para eso necesitan más financiación; en consecuencia, su volumen de ventas no crece”.

Licitación pública

Asimismo, en el Barómetro Económico de la provincia se advierte de que la licitación pública se mantiene prácticamente igual que en el anterior trimestre, con unas cifras “poco significativas” en el conjunto de la economía malagueña.

En la misma línea, se precisa que el ritmo de creación de puestos de trabajo se ha ralentizado del 5,96 por ciento alcanzado en marzo al 4,54 por ciento de julio, algo, no obstante, lógico al partir de niveles de paro tan altos.

Como aspectos a tener en cuenta, el vicedecano del Colegio de Economistas ha mostrado su preocupación por “la volatilidad política” antes las próximas elecciones catalanas y generales, lo que contribuye a que las inversiones extranjeras se contraigan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.