Mancomunidad Occidental destina más de 280.000 euros a dos obras en MarbellaSe trata de la mejora de la accesibilidad y movilidad en las barriadas Santa Marta y Divina Pastora, y otra en las obras de remodelación y mejora de infraestructuras en la calle Sierra Blanca

Imagen de la Comisión Gestora de la Mancomunidad Occidental. FOTO/ EP

Imagen de la Comisión Gestora de la Mancomunidad Occidental. FOTO/ EP

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental ha invertido en el municipio de Marbella más de 280 millones de euros en dos actuaciones, la mejora de la accesibilidad y movilidad en las barriadas Santa Marta y Divina Pastora, y otra en las obras de remodelación y mejora de infraestructuras en la calle Sierra Blanca.

La presidenta de la Mancomunidad Occidental, Margarita del Cid, ha explicado que las inversiones se realizan a través del Plan de Inversión Financieramente Sostenible, en el que la aportación económica ha sido exclusivamente de la institución mancomunada, “sin colaboración de otras instituciones”.

Este tipo de inversiones, ha señalado la presidenta, “suponen un gran desahogo económico para los ayuntamientos que las reciben, y constituyen una mejora sustancial para el municipio”.

En la primera de las actuaciones, la que tendrá lugar en las barriadas de Santa Marta y Divina Pastora, el proyecto trata de actuaciones puntuales repartidas por las calles San Antonio, Boquerón, Alba, Doha, Las Flores, Padre Salvador, Valencia, Virgen del Amparo y Los Naranjos.

Se trata, según la Mancomunidad, de zonas céntricas, barrios donde se concentra mucha población, donde los acerados están bastante deteriorados por el paso del tiempo y por el uso de la zona. El proyecto pretende mejorar zonas de acerado concretas, de forma que se mejore la accesibilidad de la zona, acondicionando los pavimentos para que los acerados sean accesibles y transitables.

Respecto a la actuación en la calle Sierra Blanca, las obras proyectadas consisten en la remodelación integral y peatonalización de la calle retirando tanto el acerado como el pavimento asfáltico. La nueva calle será peatonal y estará dotada de un acerado más ancho y un pavimento de adoquín que permitirá el paso a los vehículos propietarios de parking. En su tramo norte se dota a la calle de una plazoleta totalmente ajena al tráfico rodado, aunque si permite el acceso puntual a vehículos de emergencia.

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.