La Junta destina 18,3 millones a un nuevo plan para combatir la estacionalidad turísticaRafael Rodríguez presenta la iniciativa, que recoge 266 actuaciones a desarrollar durante 18 meses en 57 municipios de cinco provincias

El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, presentando el plan

El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, presentando el nuevo plan


Así, señaló que este es uno de los grandes objetivos de la Consejería, “un reto que debe afrontar el sector y se produce no solo en Andalucía sino en cualquier destino vacacional”. A este respecto, el consejero señaló “la alta concentración de turistas” entre junio y septiembre este año en la comunidad, un periodo en que se contabilizó casi el doble de pernoctaciones que en los cinco meses previos (17, 3 millones frente a 9,1). 

En este sentido, reconoció que la estacionalidad “tiene su base objetiva en el peso del segmento de sol y playa, un producto muy importante que debe seguir siéndolo, pero  el objetivo debe ser conseguir que la actividad turística andaluza alcance una gestión razonable de la estacionalidad”.

A su juicio, Andalucía “no puede permitirse el lujo de cerrar su oferta en temporada baja, porque cuenta con un magnífico clima, grandes profesionales y multitud de segmentos y recursos para estar en primera línea turística los doce meses del año”, por lo que subrayó que este plan “es un instrumento más para convertir a Andalucía en el mejor destino turístico del sur de Europa, en agosto y en febrero”.

Red de Municipios contra la Estacionalidad

Rafael Rodríguez se refirió al plan como un documento “flexible, exhaustivo y realizable”, que abarca diversas áreas de actuación y que constituye “el mejor ejemplo de cooperación entre agentes públicos y privados” al recoger la creación de la Red de Municipios contra la Estacionalidad Turística.

Se trata de “un órgano pionero en España” que integrarán corporaciones locales y la Consejería para promover la intercomunicación entre los municipios, la implantación y seguimiento de iniciativas que respondan a las inquietudes del sector y fomentar la participación de los agentes socioeconómicos.

El nuevo Plan contra la Estacionalidad Turística del Litoral da cabida tanto a medidas de choque, que buscarán efectos a corto plazo y que han empezado a desarrollarse ya este mismo año, como acciones enfocadas más a medio plazo y que incidirán en una mejora la competitividad de los destinos.

Así, se pondrá en marcha una primera batería de 219 acciones de “alto impacto”, con un presupuesto de 6,6 millones de euros, que se ejecutarán en los periodos octubre 2014-marzo 2015 y octubre 2015-marzo 2016. Estas medidas van dirigidas a aumentar el número de visitantes en épocas de menor demanda, mantener y crear empleo, y evitar el cierre de establecimientos de alojamiento turístico.

Además, habrá 47 actuaciones de “amplio espectro”, con un importe de 11,7 millones de euros, que se llevarán a cabo durante todo el periodo de vigencia del plan. En este caso, se impulsarán estrategias encaminadas a la diversificación de la oferta mediante el diseño de productos singulares y desestacionalizadores, la mejora de la cualificación profesional, actuaciones de marketing, incentivos fiscales o campañas de sensibilización.
 

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.