IU protagoniza una protesta frente a la sede de Gilmar como acto de desagravioEl local fue inaugurado por el concejal de Comercio, José Eduardo Díaz, el pasado miércoles ;La federación de izquierdas hace un llamamiento para acabar con el neogilismo del Gobierno de Ángeles Muñoz en las urnas

Concejales y cargos de Izquierda Unida durante la protesta de este lunes frente a la sede de la inmobiliaria Gilmar que inauguró el concejal de Comercio, José Eduardo Díaz (PP)

Concejales y cargos de Izquierda Unida durante la protesta de este lunes frente a la sede de la inmobiliaria Gilmar que inauguró el concejal de Comercio, José Eduardo Díaz (PP) 

“Esto para el pueblo”. Bajo este lema, el mismo que acuñaron cuando se concentraron frente a la finca de Juan Antonio Roca, en 2006, los concejales de Izquierda Unida en Marbella, Enrique Monterroso y Miguel Díaz, han protagonizado este lunes un acto de desagravio frente a la inmobiliaria Gilmar en Puerto Banús. Se trata del local inaugurado el Miércoles Santo a bombo y platillo por el teniente de alcalde delegado de Comercio, José Eduardo Díaz, quien ha recibido innumerables críticas por ello.

Los ediles de IU han estado acompañados por otros cargos de la federación de izquierdas, así como por miembros de la lista electoral que lidera Miguel Díaz en las próximas municipales del 24 de mayo.

El alcaldable ha calificado como “acto propio del neogilismo” el respaldo oficial del Consistorio marbellí a Jesús Gil Marín, uno de los herederos del difunto alcalde que tiene que hacer frente al pago de “más de 100 millones de euros”, incluidos intereses, tras la sentencia judicial condenatoria del Tribunal de Cuentas.

Díaz ha explicado ante los periodistas que con esta acción “estamos representando a la gente decente de Marbella, que se ha sentido ofendida y traicionada cuando el gobierno del PP ha arropado, en público, los negocios de la familia Gil que protagonizó el saqueo de Marbella”.

Díaz acusa a la alcaldesa de “espolear el neogilismo”

Ha acusado a  Ángeles Muñoz de “espolear el neogilismo” y ha recordado que “justo cuando se cumplen nueve años” desde la disolución del Ayuntamiento, por el acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de abril de 2006 –tras la operación Malaya– “la foto en Marbella es la de los concejales del equipo de gobierno del PP arropando los negocios de la familia Gil y del concejal de Urbanismo esperando fecha para ser juzgado por prevaricación”, denuncia el edil opositor.

El candidato de IU ha explicado que “el PP ya se entendió con el gilismo en vida de Jesús Gil”. Ha recordado el pacto para obtener los gobiernos de la Diputación Provincial y el municipio de Benahavís, “a cambio de entregar a GIL el gobierno de la Mancomunidad”.

Doce peticiones para disolver el Ayuntamiento rechazadas por Aznar

El también diputado provincial ha reprochado al Partido Popular y a los gobiernos de José María Aznar que rechazaran “hasta en doce ocasiones” las peticiones de IU para la disolución del Ayuntamiento de Marbella cuando gobernaba el GIL.

Por todo ello, Díaz ha hecho un llamamiento para “acabar con el neogilismo” del gobierno de Ángeles Muñoz en las urnas, el próximo 24 de mayo.

También ha repasado otros episodios de “apoyo del PP a los intereses de la familia de Jesús Gil durante el gobierno del neogilismo de Ángeles Muñoz”. Así, Díaz se ha referido a  “acciones que han favorecido sus negocios”, como la amnistía de “ilegalidades urbanísticas”, con la aprobación del PGOU de 2010. Con ello –ha remachado– “se permite que la inmobiliaria Gilmar siga vendiendo muchos de los inmuebles irregulares”.

“Urbanismo a la carta”

En el marco de sus reproches hacia el actual equipo de gobierno que rige Muñoz, IU ha hablado de “urbanismo a la carta” con la rectificación de una parcela “propiedad de los Gil” en Puerto Banús. El alcaldable sostiene que la alcaldesa “liberó de la estación de bombeo y el tanque de tormenta que estaba contemplado para esta parcela y que suponían la expropiación de los terrenos”.

Al modificar el PGOU –ha añadido Díaz– “el PP abrió las puertas a un posible negocio de 40 millones de euros (3.800 metros edificados a 12.000 euros el metro)”. Esta operación también supuso el desahucio de los trabajadores del “parking social” que existía en la zona, tal y como ha recordado el candidato de la federación de izquierdas.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.