Hospital Ochoa realiza una ligamentoplastia de mano hasta ahora inédita en la provinciaLa operación, que tuvo una duración de unos 80 minutos, fue realizada por el doctor García Donaire con la colaboración del doctor Miguel del Cerro, miembro del equipo que desarrolló esta técnica hace ocho años y que hasta ahora no se había llevado a cabo en la provincia

Imagen del Hospital Ochoa

Imagen del Hospital Ochoa

El proceso quirúrgico denominado ligamentoplastia escafolunar fue realizado por el doctor García Donaire con la colaboración del doctor Miguel del Cerro, miembro del equipo que desarrolló esta técnica. 

El tratamiento quirúrgico llamado ligamentoplastia escafolunar se realizó con el objetivo de reconstruir un ligamento del carpo (uno de los pequeños huesos que forman la mano) que conectan el semilunar con el hueso escafoides. El paciente presentaba una lesión crónica e irreparable de este ligamento, por lo que fue necesario restaurar la zona utilizando para ello un tendón de la muñeca. 

La operación, que tuvo una duración de unos 80 minutos, fue realizada por el doctor García Donaire con la colaboración del doctor Miguel del Cerro, miembro del equipo que desarrolló esta técnica hace ocho años y que hasta ahora no se había llevado a cabo en la provincia de Málaga hasta la fecha. 

La ligamentoplastia escafolunar consta de varios tiempos, combinando la cirugía abierta y la asistencia por artroscopia para comprobar la correcta relación entre ambos huesos, una reducción perfecta de la articulación y sin complicaciones durante el procedimiento. 

Se trata de un tratamiento quirúrgico poco común. La lesión de este ligamento puede pasar desapercibida en traumatismos de la muñeca. En los casos que la patología ocasione dolor, sin lesiones del tejido cartilaginoso y una correcta relación entre los huesos escafoides y semilunar, requiere una reconstrucción del ligamento. En los casos en los que la lesión lleve más de 6 semanas, no es imposible la reparación ligamentosa, sino que requiere una reconstrucción del mismo. Los pacientes con altas demandas funcionales, jóvenes y con práctica deportiva moderada o intensa son los candidatos más habituales en estas técnicas. Sin embargo, en pacientes de mayor edad con fracturas de muñeca, suelen encontrarse lesiones en este ligamento asociadas. 

La causa más frecuente de este tipo de daños en el ligamento escafolunar es la hiperextensión de la muñeca que produce la colisión de los huesos del carpo contra el radio y provoca la lesión parcial o total. 

En muchas ocasiones las pruebas complementarias como son la radiografía o resonancia magnética no demuestran la lesión del ligamento escafolunar. Si se tiene una alta sospecha clínica, se requiere una artroscopia de muñeca para conseguir el correcto diagnóstico y el grado de lesión. La artroscopia de muñeca es la prueba diagnóstica estándar para las lesiones del ligamento escafolunar. 

Nota de prensa remitida por Hospital Ochoa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.