Estudiantes ven “insuficiente” el planteamiento de la UMA para acreditar el nivel de idiomas y piden cambiosCritican que solo se pueda el inglés pese a haber 16 más, el precio "poco asequible" y las dificultades técnicas para todo el alumnado

Imagen de estudiantes en el campus de la UMA. FOTO/ UMA

Imagen de estudiantes en el campus de la UMA. FOTO/ UMA

La Red de Asociaciones Eureka de la Universidad de Málaga (UMA) ha emitido un comunicado sobre la respuesta de la institución académica para acreditar el nivel de inglés para finalizar el grado o acceder a un posgrado a través del test multinivel de Cambridge Assessment English denominado ‘Linguaskill’, considerando que es “insuficiente”.

La Fundación General de la Universidad de Málaga (Fguma) informó de que la prueba podría realizarse desde casa, en el propio ordenador del candidato, gracias a un sistema de vigilancia remota que usa la Inteligencia Artificial para monitorizar la mirada y los movimientos. La UMA se convertía así, indicaron, en la primera universidad pública andaluza en ofrecer esta posibilidad a su alumnado.

El examen, que comenzará el 25 de mayo, evalúa todos los niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas desde un nivel inicial A1 hasta el C1 o superior y está reconocido por CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) y ACLES (Asociación de Centros de Lenguas en la Enseñanza Superior).

Los estudiantes de Eureka han considerado que el método previsto por la UMA tiene “unos requisitos y costes que no son alcanzables para todos”. Además, han criticado que la prueba “no ofrece la posibilidad de acreditar idiomas distintos al inglés, mientras que los idiomas acreditables para conseguir el título son más de 17”.

“No esperamos que se oferten todas las posibilidades existentes, pero vemos necesario, que la UMA ofrezca más idiomas, como lo ha hecho por ejemplo, la Universidad de Córdoba (UCO)“, han sostenido en el comunicado.

El estudiantado de la Red de Asociaciones Eureka ha añadido también que los requisitos técnicos de esta prueba “dan lugar a una brecha digital, dejando fuera a muchos estudiantes como por ejemplo a los que únicamente tienen a su disposición tabletas con sistema operativo Android u ordenadores con sistema operativo iOS, entre otros”.

“Esta brecha digital ha sido ampliamente discutida en los órganos de gobierno de la Universidad y se han impulsado medidas para paliarla, además de comunicarse a los centros que se desaconseja tanto a nivel estatal como de la UMA las exigencias de cámaras web, grabaciones en directo o programas con grandes requisitos y no se permite el uso del proctoring (herramienta que si exige Linguaskill)”, han asegurado.

Otro hándicap, han precisado, es el precio del examen, de 95 euros. Así, aunque la UMA lo ha rebajado, ya que el coste era de 120 euros, “sigue siendo poco asequible para muchos de los estudiantes y más en esta situación de crisis económica, mientras que otras universidades como la UCO, ofrecen precios más accesibles, ofertando exámenes de 50 euros para sus propios estudiantes y de 75 euros para estudiantes externos” a dicha universidad.

También han indicado que después de meses de espera “se ha dado el plazo de tan solo una semana para matricularse en dicho examen, cuando a nuestro parecer este tiempo es insuficiente, teniendo en cuenta que muchos estudiantes tendrán que solucionar los problemas mencionados con anterioridad, en relación a los requisitos técnicos, precios, etcétera, antes de matricularse”.

Además, han agregado, en el caso de tener dudas acerca de dicho proceso y tener que solicitar respuestas a la UMA, dada las experiencias anteriores, “es un tiempo muy escaso y limitado”.

Por todo ello, desde Eureka han solicitado a la UMA la puesta en marcha de nuevas alternativas para la obtención del B1, de forma que se adapten a la mayoría de estudiantes, contemplando la existencia de diferentes idiomas, no sólo de inglés; ofertando nuevos exámenes con precios y requisitos más asequibles; ampliando los tiempos de matriculación, para que los estudiantes puedan elegir la opción que más les convenga, y así poder finalizar el curso académico en junio, como tenían previsto.

“Sugerimos que contacten con la Universidad de Córdoba, para así informarse y conocer los diferentes procedimientos y como ha sido posible que hayan ofertado hasta cinco idiomas, en un amplio plazo, varias opciones diferentes para examinarse y un precio más reducido”, han sostenido desde Eureka.

Por último, han aludido a que aunque la UMA ha habilitado la posibilidad de acreditar el título en las secretarías de manera online, “no termina de haber consenso entre las distintas facultades y escuelas, generando grandes dudas entre el estudiantado”. “Pedimos la publicación de otro comunicado, en el cual se explique el procedimiento a seguir para acreditar el título de manera no presencial una vez obtenido y que esté consensuado por todas las escuelas y facultades, siendo el mismo para todas”, ha finalizado.

Los afectados han elaborado una encuesta, contestada por más de 700 estudiantes de la UMA, que ha dado como resultado que 526 estudiantes no han podido acreditar aún el nivel de idiomas exigido. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.