El exinterventor municipal declara que le daba “miedo” denunciar la corrupciónJuan Antonio Castro, ya jubilado, se enfrenta a seis años de prisión en el 'caso Fergocon, por las facturas de la empresa de los hermanos de Del Nido ;El alto funcionario asegura que que intentó cumplir su función y sostiene que había "manga ancha" para obras por parte de sociedades municipales

El exinterventor municipal de Marbella, Juan Antonio Castro, (centro) junto a la exalcaldesa Ángeles Muñoz y el secretario municipal, Antonio Rueda en imagen de archivo

El exinterventor municipal de Marbella, Juan Antonio Castro, (centro) junto a la exalcaldesa Ángeles Muñoz y el secretario municipal, Antonio Rueda en imagen de archivo 

El exinterventor del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Castro, acusado en el caso ‘Fergocon’, sobre presuntos delitos en contrataciones de obras por parte del Ayuntamiento, ha declarado ante el tribunal que daba “miedo” denunciar determinadas situaciones que se daban en el Consistorio y ha declarado que hizo lo posible por cumplir su función, emitiendo informes en contra de determinadas actuaciones.

La Sección Octava ha continuado este lunes este juicio en el que el ministerio fiscal acusa al exalcalde marbellí Julián Muñoz, al letrado sevillano José María del Nido –para los que pide 11 años de prisión– y a otras 10 personas. Se investigan facturas infladas o irregulares a favor de Fergocon, vinculada a los hermanos del abogado sevillano, también acusados.

El que fuera interventor en Marbella desde 1994 hasta 2012 se enfrenta a una petición de seis años de prisión por malversación, al considerar el fiscal que “no ejerció su función interventora para todos los actos que dieron lugar al reconocimiento o liquidación de derechos y obligaciones” y que si hubiera puesto reparos habrían “paralizado la sangría de fondos públicos”.

Dificultades para ejercer su función interventora

El acusado, que continuará declarando el próximo viernes, ha relatado las dificultades que tuvo para ejercer su función interventora, llegando a señalar que en determinados casos “cumplí” con ella; y ha recordado que fue suspendido tras entregar al Tribunal de Cuentas 87 informes contra actuaciones de 1995 a 1999 y que también acudió a la Fiscalía Anticorrupción.

“Hacer una denuncia de esta naturaleza da miedo”, ha asegurado Castro al ser preguntado por el ministerio fiscal sobre por qué no había denunciado los hechos antes, apuntando que “se me quitó el miedo cuando hablé con los fiscales Anticorrupción” y no cuando su posición empezó a estar en peligro.

Posición de relevancia de Del Nido dentro del Ayuntamiento

Posteriormente, ha señalado que Del Nido tenía una posición de relevancia dentro del Ayuntamiento de Marbella y controlaba junto con Muñoz las sociedades municipales. Al respecto, ha apuntado que quien mandaba era el regidor “no obstante, detrás estaba Del Nido, igual que el abogado José Luis Sierra lo estaba de Jesús Gil”.

Asimismo, ha explicado que hizo un estudio sobre la posibilidad de realizar un control de las cuentas de las sociedades participadas por el Ayuntamiento, que no fue atendido; y ha señalado que hacer este tipo de informes “sirvió para poner de manifiesto al señor alcalde que lo que estaba haciendo era totalmente irregular, que lo que procedía era hacer lo que yo indicaba”.

“Lo que no pude es por mi cuenta ejecutar el contenido del control financiero porque para ello me tenían que dar personal y medios”, ha expresado Castro, quien con esos informes en contra “me quité una carga muy fuerte que llevaba encima. Al menos lo intenté, lo hice con dignidad”. Ha insistido en que en las sociedades municipales “no podía hacerse control”.

Control financiero

Ha incidido en que “al no haberse realizado el control financiero lo que sucedía es que había una libertad y una manga ancha tremenda para realizar las obras por parte de las sociedades municipales”. En el caso de Fergocon, ha señalado que vio las facturas, “pero para mí eran como otras, desde el momento en el que el control no lo puedo realizar”.

Ha señalado que tras estar suspendido un tiempo fue readmitido por el Ayuntamiento. Al respecto, el fiscal señala en sus conclusiones iniciales que pasó de ser sancionado a percibir retribuciones que el Tribunal de Cuentas considera “desproporcionadas” de 2002 a 2006, precisando que los ingresos mensuales medios incrementaron, pasando de 8.900 euros en 2002 a 11.638 euros hasta abril de 2006.

hidrallia

1 Comment

  1. le daba miedo pero cobraba por asistir a comisiones y firmar todo luego se convierte en colaborador y evita la carcel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.