Desarticulada una red dirigida desde Marbella que transportaba hachís procedente de MarruecosLos agentes pudieron determinar que el líder de este entramado contaba con numerosas personas jóvenes que materializaban los alijos en las playas para trasladar la droga posteriormente hasta las "guarderías" ubicadas en distintas localidades de la provincia de Málaga

Imagen del alijo de hachís incautado. FOTO/ Guardia Civil

Imagen del alijo de hachís incautado. FOTO/ Guardia Civil

La Guardia Civil ha desarticulado una red delictiva, dirigida desde Marbella, dedicada a transportar importantes cargamentos de hachís desde Marruecos hasta las costas malagueñas, principalmente por el litoral oriental. Se trata de una actuación policial desarrollada en el marco de la denominada operación ‘Latesco’.

Según han informado desde el instituto armado han sido detenidas18 personas y se ha intervenido más de una tonelada de hachís tras una investigación que comenzó a principio de año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una supuesta organización delictiva asentada en Málaga y dirigida por un individuo desde Marbella, que podría estar introduciendo hachís en el país, según han informado desde el instituto armado.

Los agentes pudieron determinar que el líder de este entramado contaba con numerosas personas jóvenes que materializaban los alijos en las playas para trasladar la droga posteriormente hasta las “guarderías” ubicadas en distintas localidades de la provincia de Málaga. Posteriormente, era entregada a su comprador que la transportaba por vía terrestre hasta países europeos.

En un comunicado recogido por Europa Press se explica que los narcos, al tratar de evitar la presión policial ejercida en el Campo de Gibraltar, decidieron realizar los alijos en las costas malagueñas y granadinas, captando para ello a jóvenes de la zona para las labores de desembarco de la droga, aunque las personas que ejercían las tareas de dirección en el momento del alijo se trasladaban expresamente desde municipios del Campo de Gibraltar.

En el mes de mayo los agentes localizaron una embarcación sospechosa en las proximidades de la costa de Nerja (Málaga). Por tal motivo, la Central Operativa de Servicios (COS) coordinó al barco del Servicio Marítimo provincial y a las distintas unidades en tierra de la Guardia Civil con la finalidad de interceptar dicho alijo.

En esta intervención, los agentes lograron detener a las nueve personas que se encontraban alijando hachís en la playa del Cañuelo de la citada localidad malagueña, aprehendiendo dos furgonetas, una de ellas cargadas con 38 fardos de hachís y otra con 1.000 litros de gasolina dispuestos en numerosas garrafas que utilizarían para repostar la narcolancha.

Fruto de esta intervención, se determinó la conexión que existía entre este alijo de droga y la organización investigada por los que se procedió a realizar la segunda fase de explotación de esta operación.

Según la Guardia Civil, en esta fase se realizaron tres registros domiciliarios y se detuvo a otras nueve personas, entre las que se encontraba el considerado máximo responsable de este grupo, además de las personas encargadas de las labores de logística de la organización.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal y contra la salud pública por tráfico de drogas. En la operación se han aprehendido 1.254 kilogramos de hachís, dinero en metálico y cuatro vehículos, entre otros efectos.

La operación ha sido desarrollada por efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga y del Equipo de Policía Judicial de la Compañía de la Guardia Civil de Vélez-Málaga, que han contado con el apoyo de unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, del Servicio Marítimo Provincial y del Grupo de Acción Rápida (GAR).

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.