Bernal promete al PP “lealtad” y “colaboración total” del PSOE para el nuevo PGOU pero exige tres condiciones

costadelsol
El portavoz municipal del PSOE de Marbella, José Bernal, junto a la también edil socialista Isabel Pérez, exdelegada de Urbanismo, este miércoles en rueda de prensa. FOTO/ CABANILLAS

El portavoz municipal del PSOE de Marbella, José Bernal, junto a la también edil socialista Isabel Pérez, exdelegada de Urbanismo, este miércoles en rueda de prensa. FOTO/ CABANILLAS

Política de mano tendida la del exalcalde de Marbella José Bernal hacia el actual equipo de gobierno del PP, en todo lo que se refiere a la elaboración en ciernes del nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). El portavoz municipal del PSOE le ha garantizado a la alcaldesa, Ángeles Muñoz, “lealtad” y “colaboración total”. No obstante, los socialistas plantean tres condiciones que el exregidor ha desgranado este miércoles en rueda de prensa junto a la que fuera su delegada de Urbanismo entre 2015 y 2017, Isabel Pérez, actual edil opositora.

Las tres premisas de las que parte el PSOE para dar su apoyo al PGOU son las siguientes: tener el mismo porcentaje de equipamientos que el Plan de 2010 anulado; conocer el posicionamiento sobre viviendas ilegales e irregulares del equipo redactor, así como la creciación de lo que Bernal ha denominado “mesa de seguimiento entre administraciones”, que estaría conformada por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Marbella.

“Vamos a exigir que en la aprobación definitiva del PGOU no se reduzca ni un solo metro cuadrado de dotación que ya estaba previsto en el plan de 2010. No estamos diciendo que se contemplen las mismas dotaciones que se contemplaban en el 2010, no, lo que estamos diciendo es que si había un número específico de dotaciones en 2010, eso mismo tiene que seguir”. Así pues, si lo anterior se cumple “apoyaremos el PGOU”, deja claro el socialista.

Bernal ha reconocido como un “escollo insalvable de la época GIL” el hecho de que se perdieran numerosas dotaciones y equipamientos que, no obstante, “en el Plan de 2010”, anulado por el Supremo, “sí se recogían. Y es que “el problema que tiene Marbella”, ha apostillado, radica en que “no hay terrenos para colegios, equipamientos deportivos y sanitarios”. Asimismo, se ha referido a la necesidad de implementar buenas comunicaciones “entre los distintos núcleos poblaciones y urbanizaciones”, más allá del de San Pedro Alcántara.

Desde el PSOE quieren saber cuál va ser el posicionamiento con respecto a 30.000 viviendas “irregulares”, cifra aportada por Bernal, así como otras 15.000 “ilegales”. Al hilo de este asunto el exalcalde ha calificado de “perogrullo” el hecho de que el director general de Urbanismo de Marbella, José María Morente, declarara recientemente que a todas estas viviendas “hay que darles una solución”.

Una “mesa de seguimiento” entre Marbella y la Junta

Con el fin de evitar que el PGOU “termine bloqueado en una administración externa a la local”, desde el PSOE proponen la citada “mesa de seguimiento” entre Junta y Ayuntamiento: “Si el documento va a la Junta, cuando lo establece la normativa, nos podemos encontrar con que ese estudio se estanca en el tiempo y puede haber un choque de criterios que terminen echando atrás el documento y volviendo al principio”. A juicio de Bernal todo esto se elimina con la mesa de seguimiento entre administraciones.

“Sabemos que cuando se finalice el Plan General tendrá que ser aprobado por la Junta, de forma que, con la intención de agilizar los trámites, es necesario que se colabore entre administraciones”, ha enfatizado.

Como preámbulo a esta declaración de intenciones, el también portavoz del PSOE en la Diputación ha instado al gobierno marbellí a que “tenga seriedad y abandone los constantes fuegos artificiales que buscan la promoción de un anuncio que no refleja la realidad”, ha criticado Bernal. En este punto, ha querido contraponer el “machaque que llevó a cabo el PP hacia mi gobierno” en el plano urbanístico, frente al apoyo que dice ofrecer ahora desde la oposición.”

Al ser preguntado sobre la contratación por parte de la alcaldesa, de dos exintegrantes del equipo jurídico que el propio Bernal, cuando era alcalde, sacó a concurso, el edil opositor se ha congratulado de la medida, tras elogiar la labor y la valía de los catedráticos de Derecho administrativo Diego Vera y Manuel Rebollo.

La edil socialista Isabel Pérez ha reclamado al equipo de gobierno del PP marbellí “seriedad y realidad para que no nos sigan vendiendo humo”. La exedelegada de Urbanismo no pretende mostrar desconfianza: “no es que no nos fiemos, es que queremos que nos digan la verdad”, ha criticado tras enumerar los sucesivos retrasos en la tramitación del nuevo PGOU.

costadelsol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.