Andalucía incrementa la inversión en la ITB de Berlín para fidelizar al turista alemán y revertir su tendencia a la bajaEl vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, destaca que pondrán "toda la carne en el asador" y aumentará el espacio para profesionales en la feria

De izqda a drcha el secretario general de Turismo de la Junta, Manuel Muñoz; la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro; el vicepresidente y consejero de Turismo, Juan Marín, y la delegada provincial de Turismo, Nuria Rodríguez, este lunes en Málaga. FOTO/ Junta

De izqda a drcha el secretario general de Turismo de la Junta, Manuel Muñoz; la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro; el vicepresidente y consejero de Turismo, Juan Marín, y la delegada provincial de Turismo, Nuria Rodríguez, este lunes en Málaga. FOTO/ Junta

La Junta de Andalucía ha incrementado la inversión en la Bolsa Internacional de Turismo (ITB) de Berlín, que se inicia este miércoles en la capital alemana, con el objetivo de fidelizar a este mercado, el segundo internacional para el destino, y revertir la leve tendencia a la baja que se ha registrado en 2018.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa en Málaga el vicepresidente del Gobierno andaluz y consejero de Turismo, Juan Marín, quien ha presentado las acciones que se llevarán a cabo en este evento, para el que se incrementa la inversión un 5,5 por ciento respecto al pasado ejercicio, con más de 226.000 euros destinados.

También se incrementará el espacio para los encuentros profesionales, de hecho la delegación andaluza se reunirá con los principales operadores del mercado alemán para analizar los retos del sector.

Alemania es el segundo emisor internacional para la comunidad autónoma y el primer destino peninsular del país en pernoctaciones hoteleras de viajeros alemanes. En 2017 alcanzó su máximo volumen histórico en estancias, con cerca de 4,5 millones, aunque el pasado año se ralentizó, con una caída del 0,7 por ciento, frente al descenso del 4,1 por ciento del conjunto de España.

“Un 0,7 por ciento parece que es poco pero eso es una tendencia. Hay que ir a consolidar el mercado alemán antes de que siga descendiendo”, ha expuesto el titular andaluz de Turismo, quien ha incidido en que mantendrán reuniones con los profesionales y buscarán “la complicidad” de agencias de viajes, turoperadores, etcétera, para “ver la demanda y tener la capacidad de reacción y revertir ese descenso”.

Andalucía, por tanto, buscará un turista alemán con más capacidad de gasto, centrándose no sólo en el segmento de sol y playa sino en el de golf y en el deportivo en general; así como en el cultural. También ha hecho hincapié el vicepresidente andaluz en que los viajeros germanos están volviendo a mercados del arco mediterráneo como Turquía, Egipto o Marruecos: “No podemos competir en precio pero sí en calidad”.

Ha aludido a que se mantendrá una reunión sobre la Solheim Cup, competición femenina de golf a la que la Costa del Sol se ha postulado para ser sede; ha apostado por el turismo familiar, la cultura y el patrimonio, etcétera: “Andalucía es muy diversa y nos interesa que vengan muchos turistas a quedarse más tiempo y gastar más”.

Marín ha recordado el empleo que genera la industria turística y que supone el 13 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), y la importancia del turista alemán. Por este motivo, ha recordado que se incrementa la presencia de Andalucía en esta ITB, con una acción previa como es el partido de la Eurocup de baloncesto que enfrentará al Unicaja de Málaga con el Alba Berlín y donde estará presente la publicidad de la región en un pabellón con 8.000 personas y una acción en el descanso, cuando se sorteará un viaje al destino andaluz.

En las pantallas del estadio y en las situadas a pie de pista también tendrá presencia Andalucía, por lo que se generarán miles de impactos a través de la retransmisión televisiva.

“Poner toda la carne en el asador”

“Vamos a poner toda la carne en el asador. Este mercado nos interesa mucho y vamos a poner especial interés”, ha resumido Juan Marín, quien ha resaltado que en la pasado edición se lograron 7.000 millones de euros en volumen de ventas.

Precisamente, ha señalado que el Plan de Acción, que se prevé aprobar las próximas semanas, contempla asistir a seis ferias turísticas más en este país, además de eventos comerciales, campañas específicas y acciones dirigidas al consumidor final.

El expositor andaluz en la muestra se prevé que reciba 55.000 visitas –35.000 de ellas de profesionales–, dispondrá de 500 metros cuadrados de superficie, en la que estarán representados el conjunto de los atractivos del destino y los ocho patronatos provinciales de turismo.

La zona de mesas de trabajo para reuniones y generación de negocio contará con capacidad para una treintena de empresas andaluzas, un 20 por ciento más que en la última edición, a las que hay que sumar las cerca de 40 que acompañarán a los patronatos. Por tanto, participarán en el expositor alrededor de un centenar de profesionales del destino.

Entre los encuentros previstos en la feria, Marín ha destacado una cita con los principales operadores turísticos del país para analizar los retos de Andalucía ante los cambios que experimenta el mercado. Participarán en la reunión responsables de intermediarios como TUI, Gebeco, Thomas Cook, Dertour, FTI, Schauinsland y el grupo de agencias TSS.

Para captar al cliente potencial alemán, durante el fin de semana se llevarán a cabo presentaciones del destino Andalucía con actividades, degustaciones gastronómicas y actuaciones, además de disponer en el expositor de una zona de entretenimiento para el público más joven.

Este conjunto de actuaciones se complementará con una campaña de comunicación para garantizar la afluencia al expositor en la ITB, contemplando soportes exteriores en el propio recinto ferial y acciones en redes sociales, dirigidas tanto a profesionales como al público general.

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.