Un tribunal administrativo de recursos anula la adjudicación del PGOU de MarbellaSe trata de un organismo municipal que ha tumbado la licitación que hizo el equipo de gobierno del PP a un estudio de arquitectura, tras aceptar parcialmente dos recursos de otros licitadores, entre ellos Manuel González Fustegueras, redactor del Plan de 2010 anulado en 2015

El arquitecto Manuel González Fustegueras, uno de los dos recurrentes que han conseguido anular la adjudicación y redactor del PGOU de Marbella anulado, en imagen de archivoFoto/ MARBELLA IMAGEN

El arquitecto Manuel González Fustegueras, uno de los dos recurrentes que han conseguido anular la adjudicación y redactor del PGOU de Marbella anulado, en imagen de archivoFoto/ MARBELLA IMAGEN

Borrón y cuenta nueva. La expresión popular resume a la perfección las irregularidades detectadas en el proceso de licitación del PGOU de Marbella que han motivado que el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, dependiente del Consistorio marbellí, haya tumbado la adjudicación de la redacción del documento, que recayó en el estudio de arquitectura sevillano Buró 4 Arquitectos S.L.P.

La anulación de la redacción del Plan General de Ordenación Urbana se produce a instancia de dos licitadores que perdieron el concurso. Se trata de Territorio y Ciudad, dirigido por el conocido arquitecto Manuel González Fustegueras, así como de Ezquiaga Arquitectura Sociedad y Territorio, radicada en Madrid.

Resolución que anula la adjudicación del PGOU de Marbella

A última hora de la tarde de este viernes la edil delegada de Urbanismo, Kika Caracuel, difundía un comunicado bajo el siguiente titular: ‘La redacción del nuevo PGOU volverá a salir a licitación’. En la escueta nota de prensa, también difundida en la web municipal y de tres párrafos de extensión, la concejala del PP asegura que el órgano especializado, en alusión al citado tribunal administrativo, “estima parcialmente algunas de las alegaciones recogidas en los recursos presentados por los licitadores”.

Se asegura que “existen defectos de forma en la tramitación”, por lo que se anula el procedimiento de contratación, que deberá iniciarse de nuevo con la “subsanación de esos errores”.

Caracuel, que no se pronuncia sobre el alcance y repercusiones de este varapalo para la gestión urbanística del Partido Popular, ha subrayado que el nuevo PGOU “constituye una prioridad para el Ayuntamiento y su tramitación se viene desarrollando sin que pueda existir ningún resquicio ante la más absoluta legalidad”.

La delegada de Urbanismo admite que dicha resolución “retrasará los plazos previstos para el inicio del proceso de redacción del nuevo Plan, pero vamos a seguir trabajando para que Marbella cuente con un nuevo modelo de ciudad equilibrado, sostenible y generador de riqueza en el menor plazo de tiempo posible y confiamos en que este resuelto después de verano”.

El contrato de servicio de asistencia y consultoría para la redacción de la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) y su “Evolución Ambiental Estratégica”, volverá a salir a licitación de nuevo.

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.