Sanidad mantiene en Fase 1 a Málaga y Granada mientras pasan a Fase 2 el resto de provincias andaluzasEl Gobierno desoye así los llamamientos de la Junta para el pase global de las ocho provincias

Un operario de Zara traslada estanterías y mobiliario interno a las puertas del establecimiento en Ricardo Soriano. FOTO/ CABANILLAS

Un operario de Zara traslada estanterías y mobiliario interno a las puertas del establecimiento en Ricardo Soriano. FOTO/ CABANILLAS

Se cumplieron los peores pronósticos para las provincias de Málaga y Granada, que permanecerán en Fase 1, frente al resto de provincias andaluzas que desde el lunes 25 pasan a la Fase 2. De nada han servido los llamamientos de la Junta al Ministerio de Sanidad. El último aviso lo lanzaba esta misma mañana de viernes el vicepresidente, Juan Marín.

Así pues, Sanidad repite el mismo patrón que el que aplicó hace dos semanas, cuando  permitió el pase a la Fase 1 de la ‘desescalada’ de las mismas seis provincias que desde la semana que viene entrarán en la Fase 2, mientras que mantuvo en la Fase cero a Málaga y Granada una semana más que al resto, pese a que la Junta de Andalucía había pedido, tanto entonces como ahora, que las ocho provincias de la comunidad dieran a la vez el salto de fase.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la nueva prórroga del estado de alarma hasta el próximo 7 de junio.

La Junta de Andalucía había solicitado el pase íntegro de toda la comunidad autónoma a la Fase 2 a partir del próximo lunes, a pesar de que las provincias de Málaga y Granada llevan menos de una semana en la Fase 1, así como la libre movilidad entre provincias en esa nueva etapa del plan de transición.

Argumentos de la Junta

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, defendió este jueves en rueda de prensa que las ocho provincias “cumplen con los criterios exigidos por el Gobierno” en materia sanitaria para pasar a Fase 2 desde el lunes, como son la capacidad asistencial adecuada de todas las provincias por si hubiese un brote, el índice acumulado de incidencia y la capacidad para hacer un seguimiento de casos sospechosos.

Así, Aguirre explicó que el Ministerio exige para el cambio de fase un índice acumulado de incidencia por debajo de 10 en tasa de 100.000 habitantes, en los últimos 14 días. Al respecto, indicó que dicho índice, a fecha del 20 de mayo, se situaba en 4,26 en la provincia de Granada y en 2,65 en la de Málaga, mientras que el global de Andalucía se sitúa en 2,71, por lo que la comunidad se encuentra en “una situación óptima”, según valoró.

Sobre la capacidad para el seguimiento de casos sospechosos, Aguirre explicaba que esta labor se realizará a través de más de 8.100 enfermeras de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que trabajarán de forma conjunta con los más de 450 profesionales del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica.

La anterior decisión del Ministerio de mantener a Málaga y Granada en la fase cero del plan de desescalada al menos una semana más que el resto de provincias andaluzas ya generó controversia política y malestar en el Gobierno de la Junta prácticamente desde el mismo momento de darse a conocer, ya que desde el Ejecutivo de PP-A y Ciudadanos (Cs) se deslizó la idea de que en dicha decisión habían primado criterios “políticos” sobre los sanitarios, ya que ambos territorios presentaban mejores indicadores de incidencia acumulada de casos positivos que otras provincias de comunidades como el País Vasco.

Situación de la pandemia en Andalucía

Según los datos actualizados este pasado jueves, 21 de mayo, por la Consejería de Salud y Familias, en los últimos 14 días, la provincia de Málaga ha acumulado 47 casos de Covid-19 confirmados por PCR, doce más que Granada, que ha registrado 35.

En total, Andalucía contabilizaba este jueves 234 casos de Covid-19 confirmados por PCR en los últimos 14 días –seis más que el miércoles–, con la provincia de Jaén a la cabeza, con 48, seguida de Málaga, Sevilla, con 42; Granada; Almería y Cádiz –ambas con 21–; Córdoba, con 17, y Huelva, con tres.

Según la actualización de este pasado jueves, Andalucía sumaba un total de 12.547 casos positivos confirmados por PCR desde el inicio de la pandemia, 45 más que el miércoles, aunque sólo 24 de ellos serían nuevos de las últimas 24 horas.

Por provincias, los casos confirmados por PCR eran liderados este jueves por Málaga con 2.764 –siete más en 24 horas--, seguida de Sevilla con 2.437 –dos más–; Granada con 2.431 –cinco más–; Jaén con 1.422 –19 más–; Córdoba con 1.341 –cuatro más–; Cádiz con 1.252 –siete más–; Almería con 498 –uno más–; y Huelva con 402 –igual–.

Málaga y Granada seguían siendo este jueves las que presentaban más hospitalizados, mientras que Córdoba era la provincia con más pacientes en UCI. Así, Málaga era la que, según los últimos datos conocidos, registraba más pacientes hospitalizados –56, seis en UCI–, seguida por Granada –42, siete en UCI–, Jaén –33, nueve en UCI–, Sevilla –31, ocho en UCI–, Córdoba –24, diez en UCI–, Cádiz –23, ocho en UCI–, Almería –13, uno en UCI– y Huelva –cuatro, tres en UCI–.

En lo que respecta a los fallecimientos, las 1.375 muertes registradas en Andalucía durante la pandemia –cuatro más en las últimas 24 horas– seguían encabezadas por Málaga, con 281 fallecidos, seguida por Granada, con 280, Sevilla con 279, Jaén con 177, Cádiz con 147, Córdoba con 110, Almería con 52 y Huelva con 48.

En lo que respecta a Andalucía en su conjunto, la tasa de incidencia del coronavirus en los últimos 14 días crecía este jueves una décima y media hasta los 3,86 casos por cada 100.000 habitantes, algo más de cuatro veces inferior a la media nacional, situada en 16,63.

Andalucía seguía registrando la tercera menor tasa entre las comunidades autónomas, sólo superada por Melilla, con 2,31 casos, y Canarias, con 3,34 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.