El centro derecha se hace con las riendas del Parlamento de Andalucía por primera vez en 36 añosLa diputada almeriense de Ciudadanos Marta Bosquet es ya la nueva presidenta de la Cámara autónomica con 59 votos repartidos entre PP, Cs y Vox, frente a 50 de la candidata de Adelante Andalucía, apoyada por los suyos y el PSOE, que no ha presentado candidatura

La nueva presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet, de Ciudadanos, junto a Juan Marín, poco antes de ser elegida este jueves. FOTO/ CABANILLAS

La nueva presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet, de Ciudadanos, junto a Juan Marín, poco antes de ser elegida este jueves. FOTO/ CABANILLAS

El centro derecha controla ya la Mesa del Parlamento de Andalucía por primera vez en 36 años. Marta Bosquet, diputada de Ciudadanos por Almería, se ha convertido en la tercera mujer presidenta de la Cámara autonómica. Antes le precedieron las socialistas Fuensanta Coves y Mar Moreno.

La almeriense, mano derecha del líder naranja Juan Marín, ha recibido 59 votos a favor (la suma de PP con 26; Cs 21 y Vox 12) que superan la mayoría absoluta (55), frente a los 50 que ha obtenido la candidata de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, repartidos con el PSOE.

No tener el control de la Mesa hubiera supuesto un auténtico quebradero de cabeza para el pacto de gobierno PP-CS, que cuenta con el apoyo externo  de Vox. De haber controlado este órgano el PSOE, en la presidencia, el futuro gobierno de Juanma Moreno se hubiera visto maniatado y bloqueado en la iniciativa parlamentaria del día a día. De hecho, la Mesa podría haber bloqueado la investidura hasta convocar nuevas elecciones.

El próximo 16 de enero hay convocado un nuevo pleno en el que, salvo sorpresas, Juanma Moreno será investido nuevo presidente del Ejecutivo autonómico. No obstante, Vox no parece que vaya a poner a conservadores y liberales un cheque en blanco. Se avecinan intensas negociaciones en las próximas dos semanas.

Infografía con los resultados de las votaciones para elegir a los miembros de la mesa durante la sesión de constitución del nuevo Parlamento de Andalucía que ha tenido lugar este jueves./(*) AA: Adelante Andalucía//AUTOR:CARLOS CÓRCOLES

La novedad más destacada en estos primeros compases de la undécima legislatura que arranca este 27 de diciembre ha sido el hecho de que el PSOE no presentara candidato a presidir el Parlamento: “por generosidad y para garantizar la pluralidad”, ha justificado el portavoz socialista Mario Jiménez. Acto seguido, la conclusión más inmediata es que la candidata de Adelante Andalucía ha recibido los votos de los parlamentarios de la formación que lidera Susana Díaz.

Por lo que respecta a las vicepresidencias de la citada institución regional Esperanza Oña (34 votos) volverá a la Mesa como vicepresidenta primera, a pesar de que sonó para ser consejera de Sanidad. Teresa Jiménez Vílchez (33) del PSOE, ocupará la vicepresidencia segunda y Julio Díaz (Cs) con 25, la tercera. De hecho, el candidato liberal  y la ‘popular’ han contado con votos prestados por Vox, que no presentaba candidatura.

Se ha producido una tercera votación para elegir a las secretarías de la Mesa, pero minutos antes del sufragio en urna la presidenta de la Mesa de Edad, Marisa Bustinduy, ha tenido que hacer un receso “para garantizar la paridad” entre hombres y mujeres.

La socialista Verónica Pérez, secretaria general del PSOE de Sevilla y muy cercana al núcleo duro de Susana Díaz ocupará la secretaría primera. Para el recuerdo queda aquella frase de Pérez en Ferraz: “la autoridad soy yo”, cuando los ‘susanistas’ lograron descabalgar a Pedro Sánchez tras un convulso comité federal.

Infografía en la que se muestra la composición de la nueva mesa del Parlamento de Andalucía//AUTOR:CARLOS CÓRCOLES

La segunda secretaría ha sido para Manuel Andrés González (PP). Vox logra la tercera secretaría con Manuel Gavira al frente, con los votos prestados de PP y Cs.

Así pues, ha sido en la elección de las secretarías donde se han producido los préstamos de votos de PP y Cs a Vox para que el partido que lidera Santiago Abascal tuviera voz y voto, al contrario que Adelante Andalucía, que se ha quedado fuera, tras rechazar el acuerdo que le proponían Cs y PP, calificado como “una componenda para blanquear a la extrema derecha” por parte del coordinador de IU-CA, Antonio Maíllo.

Los momentos más tensos han llegado cuando Adelante Andalucía ha comprobado, tras abrirse la última urna, que se quedaba sin representación alguna en la Mesa. Ha sido entonces cuando Maíllo ha invocado el artículo 36 del Reglamento de la Cámara para defender su presencia en el citado órgano representativo.

El candidato del PP-A a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, atiende a los medios junto al secretario general del PP, Teodoro García Egea, tras el pleno de este jueves. FOTO/ CABANILLAS

El candidato del PP-A a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, atiende a los medios junto al secretario general del PP, Teodoro García Egea, tras el pleno de este jueves. FOTO/ CABANILLAS

De hecho, el compañero de ticket electoral de Teresa Rodríguez ha aludido a Vox, sin nombrarlo, para hacer constar el agravio comparativo que, a su juicio, se produce al tener la formación de extrema derecha voz y voto con menos diputados: “se sacrifica el pluralismo y se obvia el voto de 600.000 andaluces”, ha denunciado el sucesor de Diego Valderas, que ha asistido como invitado.

La sentencia del Constitucional que invoca Bustinduy

Bustinduy se ha referido a una sentencia del Constitucional para responder a Maíllo, en defensa de la composición de la Mesa votada. La parlamentaria malagueña del PSOE se ha valido, además, de los informes pertinentes de los letrados del Parlamento.

El citado fallo del TC se produjo después de que el PP se quedara sin un representante en la anterior Mesa de la décima legislatura, por lo que el alto tribunal les dio la razón.

Ante la respuesta de Bustinduy el líder andaluz de IU ha defendido que el fallo del TC no entraba a valorar la “constitucionalidad” del artículo 36 por completo, sino un hecho concreto como el que se produjo al recurrir el PP.

“Nos parecería un gran escándalo que un grupo parlamentario con 17 diputados se encuentre excluido y esté un grupo con menos representación porque el PP y Cs lo han apoyado”, ha insistido Maíllo sobre Vox.

El que fuera ‘número 2’ de Teresa Rodríguez considera que la decisión adoptada por la Mesa que ha presidido Bustinduy  “nos deja en una situación de desamparo”, por lo que ha acusado a la diputada malagueña de “dejación de funciones”, al tiempo que le urgía a “recapacitar”.

Aunque el PSOE no ha prestado ningún voto a Adelante Andalucía para ocupar secretarías en la Mesa sí le ha mostrado su solidaridad. Su portavoz, Mario Jiménez, diputado socialista por Huelva, ha pedido a su compañera de partido Marisa Bustinduy que la nueva Mesa que preside Bosquet “se reúna de manera inmediata para poner en marcha los procedimientos para cumplir el reglamento”.

Jiménez cree que, de no rectificar, “este Parlamento y la Mesa estarían incurriendo en un incumplimiento flagrante del reglamento”, ha sentenciado.

La presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, ríe ante los comentarios de la consejera Rosa Aguilar sentada junto al vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios y el consejero de Empleo Antonio Ramírez de Arellano. FOTO/ CABANILLAS

La presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, ríe ante los comentarios de la consejera Rosa Aguilar sentada junto al vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios y el consejero de Empleo Antonio Ramírez de Arellano. FOTO/ CABANILLAS

Tensión y bronca a la hora de asumir el cargo

Otro momento de tensión ha llegado cuando ya unos cuantos diputados habían jurado o prometido su cargo. Un micrófono abierto ha permitido escuchar a la vicepresidenta primera de la Mesa, Esperanza Oña, sugerirle a la presidenta Bosquet que optara por la fórmula de tomar posesión desde el escaño “porque si no vamos a estar aquí tres horas”.

El coordinador de IU-CA y portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, durante la protesta que ha formulado a la Mesa. FOTO/ Europa Press

El coordinador de IU-CA y portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, durante la protesta que ha formulado a la Mesa. FOTO/ Europa Press

Una vez atendida la sugerencia de Oña, Adelante Andalucía ha mostrado su protesta formal. Bosquet le ha comunicado a Maíllo que podían seguir utilizando sus fórmulas propias al  acatar la Constitución. Ha sido entonces cuando José Luis Cano Palomino, diputado de Podemos, se ha dirigido al estrado para pedir que se le dejara prometer el cargo desde allí. La negativa de la presidenta le ha dado igual y lo ha consumado con el micrófono cerrado.

Luego han venido los “juro por España” de los doce diputados de Vox. Cabe resaltar que tanto el candidato del PP a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, como la presidenta en funciones, Susana Díaz, han jurado sus cargos, al igual que el exsecretario de Estado de Interior con Zoido, José Antonio Nieto, que ha añadido también el “por España”.

hidrallia hidrallia hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.