Un error judicial propició que Yagüe pudiera vender su piso embargadoLa Audiencia de Málaga no comunicó al Registro de la Propiedad la prórroga de prohibición de disponer del bien cuando caducó el primer auto dictado por el juez Torres ;Fuentes jurídicas sostienen que el error no exculpa a la exalcaldesa del presunto delito de alzamiento de bienes cometido

El presidente del tribunal del 'caso Malaya', José Godino, en octubre de 2013, poco antes de dar a conocer la sentencia

El presidente del tribunal del ‘caso Malaya’, José Godino, en octubre de 2013, poco antes de dar a conocer la sentencia

Un error judicial propició que la exalcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, condenada por el ‘caso Malaya’ a seis años de prisión y multa de 2,3 millones, pudiera vender, en Enero de 2014, su lujoso piso madrileño del barrio de Argüelles, embargado por el primer instructor del macrosumario por corrupción municipal, Miguel Ángel Torres, en 2006.

Según han confirmado a marbellaconfidencial fuentes jurídicas, la Sección Primera de la Audiencia de Málaga, presidida por el magistrado José Godino, no comunicó al Registro de la Propiedad de Madrid la prórroga de prohibición de disponer del inmueble.  Tampoco se informó al registrador acerca del comiso del piso, acordado en la sentencia dictada en octubre de 2013 por el tribunal malagueño. Todo ello tenía que haberse notificado, una vez que el auto dictado por Torres había caducado el 1 de marzo de 2013.

El error judicial no exculpa a Yagüe

Las fuentes citadas aseguran que el error judicial no exculpa a Yagüe de su presunta implicación en un delito de alzamiento de bienes, al igual que a uno de sus hijos, Jorge Becerra, a nombre de quien estaba la vivienda. Ambos se encuentran imputados en el procedimiento penal abierto en un juzgado de Madrid, tras descubrirse la venta del inmueble.

“Ella sabía que no podía disponer del piso para venderlo, al margen de que la prohibición no se haya prorrogado”, insisten fuentes cercanas a las acusaciones personadas tras la denuncia que interpuso el Ayuntamiento de Marbella, al sentirse perjudicado por las actuaciones de Yagüe y su hijo.

La propia sentencia de Malaya estableció que la vivienda de Yagüe había sido adquirida gracias a los sobornos que la exedil del GIL había recibido del cerebro de la trama de corrupción municipal, Juan Antonio Roca, por lo que se ordenó el comiso del inmueble para resarcir al Estado. El Ayuntamiento de Marbella había pedido desbloquear el piso madrileño, para poder cobrar indemnizaciones de Yagüe pendientes.

Desde que El Mundo desvelara el 26 de noviembre la existencia de esta denuncia contra Yagüe, por parte del Consistorio marbellí, el portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, ha negado desconocer los hechos, por lo que no ha ofrecido detalles al respecto .

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.