Podemos recula y niega presiones a IU para romper con el PSOE en Marbella y otros ayuntamientosLa coordinadora de la formación morada en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha visitado este viernes la ciudad para interesarse por el sector turístico y hotelero, desde el plano de los trabajadores

AMBROSIA AMBROSIA
La coordinadora de Podemos Andalucia, Teresa Rodríguez, junto a otros dirigentes de la formación este viernes en Marbella. FOTO/ M.C.

La coordinadora de Podemos Andalucia, Teresa Rodríguez, junto a otros dirigentes de la formación este viernes en Marbella. FOTO/ M.C.

La airada reacción de dirigentes de Izquierda Unida en Andalucía, tras conocer el documento de Podemos que les emplaza a romper con el PSOE en gobiernos como el de Marbella, entre otros ayuntamientos, ha motivado este viernes que la coordinadora regional de la formación morada, Teresa Rodríguez, haya suavizado la contundencia de los postulados, al hablar de “un  documento de debate, aunque no lo parezca, interno” que aún debe ser “perfilado” por los círculos del partido y resto de bases y órganos “de aquí a julio”.

En el marco de una visita a Marbella, para interesarse por el sector turístico y hotelero desde el plano laboral de los trabajadores, la dirigente gaditana ha aclarado, a preguntas de los periodistas, que lo conocido ayer sería “un primer borrador que sale de la Ejecutiva andaluza”, como propuesta, si bien luego será enriquecido con enmiendas.

“Todo está un punto muy inicial y no debe verse como imposición hacia nadie”, ha querido dejar claro tras el malestar en el seno de IU-CA, al conocer el documento-borrador a través de los medios de comunicación. Rodríguez ha aprovechado para mostrar su “absoluto” respeto hacia Izquierda Unida y otras fuerzas “político-sociales” que quieran “confluir con nosotros”

Rodríguez ha subrayado el establecimiento de “tres líneas rojas para construir un espacio de confluencia” en Andalucía. La primera se asienta en que “nunca jamás”, por acción u omisión, Podemos permitirá en Andalucía gobiernos del Partido Popular. Una formación, según Rodriguez, que ha acumulado “bastantes ataques” a lo que denomina “mayoría social”, incluso en “términos democráticos”, como para rechazar ejecutivos locales. De hecho, la también diputada autonómica ha hablado de crear “barreras de contención” frente al PP “en toda Andalucía”. En este punto, ha citado como ejemplo a “la ciudad de Marbella”, donde la marca municipal podemita, Costa del Sol Sí Puede (CSSP), sostiene con sus dos ediles en la oposición al alcalde socialista, José Bernal.

La segunda premisa de la que parte el citado documento es que “no entramos en gobiernos con el PSOE”, ha puntualizado Rodríguez, porque no quieren que “la gente tenga que elegir entre lo malo y lo menos malo”. No obstante, ha querido destacar el papel cave de Podemos cada vez que hay que negociar un presupuesto municipal en Marbella.

“Gobernar con el PSOE es un error”, ha remachado Rodríguez en clara alusión a Izquierda Unida y su alianza con el PSOE a niel autonómico en Andalucía. A tenor de sus palabras parece descartado, a priori, que si la coalición Unidos Podemos (suma de Podemos e IU) acude como tal a las elecciones municipales de 2019 no entraría a formar parte de un pacto de gobierno con el PSOE. No obstante, dado el carácter asambleario de ambas formaciones, se da por hecho que serían sus bases las que tendrían la última palabra, mediante voto, en el caso concreto de Marbella.

La tercera premisa es que la posible unión entre Podemos e IU para las municipales “no va a ser una fuerza política al uso y, a su juicio,  “la confluencia que construyamos también debería basarse en el pilar de la nueva política, con limitaciones de mandato, salario y no profesionalización de la política”. La no aplicación de las últimas condiciones mencionadas “nos convertiría en todo aquello contra lo que luchamos en este momento”, ha señalado la diputada en alusión a los partidos tradicionales”.

Las llamadas “tres líneas básicas” serán debatidas con Izquierda Unida, ha aclarado Rodríguez, así como con “otras organizaciones que se incorporen”. Se trataría de las llamadas ‘mareas andaluzas’ que ansían tanto ella como Antonio Maíllo, coordinador de IU-CA y firme defensor siempre de la confluencia, frente a otros sectores de la federación de izquierdas.

Así pues, tras esta retahíla de argumentos, Rodríguez no ha querido pronunciarse siquiera a título personal sobre si ella cree que IU debería romper acuerdos con el PSOE con anterioridad a las elecciones locales de 2019. Todo está un punto “muy inicial” y, según ha dicho, “yo no soy nadie” para decirle a otra fuerza política lo que tiene que hacer “porque es autónoma”. Sí ha admitido que lo que desea para “la confluencia que construyamos” es “una fuerza independiente al Partido Socialista”.

Finalmente, ante la insistencia de los periodistas sobre la reacción airada de IU en torno a este documento interno de Podemos, la diputada ha reconocido que “a lo mejor nos hemos adelantado mucho en los plazos” al difundirlo ahora.

hidrallia hidrallia

Deja un comentario