OSP en su laberintoOPINIÓN.- Opción Sampedreña ha optado por enrocarse, sin reflexionar, ni hacer autocrítica ante la encuesta de Deimos sobre intención de voto que supone una auténtica debacle para el partido de Rafael Piña, tan sólo un año después de formar parte del equipo de gobierno tripartito con PSOE e IU

AMBROSIA Marebllea

FotoPerfil-e1415301405784La encuesta sobre intención de voto en elecciones municipales, elaborada por Deimos, que hemos publicado esta semana  en Marbella Confidencial ha supuesto una auténtica debacle para Opción Sampedreña (OSP), uno de los dos socios de gobierno del tripartito que sustenta en la Alcaldía a José Bernal.

Lejos de hacer una reflexión interna, o algún tipo de autocrítica, su cabeza de lista, el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, se dedica a la autocomplacencia y se pone a sí mismo un 5 de nota, tras un año de mandato.

Todo ello después de que los encuestados le hayan suspendido con un 4,3 y sólo le conozca el 37.5% de los más de 400 entrevistados. OSP se quedaría al borde de desaparecer, con una horquilla de 0-1 ediles. Tiene dos actualmente y se quedó a poco más de un centenar de conseguir el tercero en mayo de 2015.

Sólo el 27,8% de los votantes de OSP en 2015 volvería a confiar en este partido

Es cierto que las encuestas son una foto fija del instante en el que se hacen, pero es indudable que marcan tendencias. En el caso de OSP los números para estar preocupados son claros: sólo el 27,8% de sus votantes de mayo  de 2015 volvería a hacerlo; el 27,8% se inclinaría ahora por el PP; el 16,7% por Ciudadanos y un 5,6% se iría al PSOE, el mismo porcentaje que a IU. Además, el 11,1% que acudió a votar a OSP ahora no lo haría y se quedaría en su casa, como abstencionista.

Que el 44% de tus votantes se fugue ahora a opciones de centro-derecha, cuando desde OSP y el PSOE se ha mantenido siempre que el electorado del partido de Piña es más proclive al puño y la rosa es, sin duda, lo que hace saltar todas las alarmas.

Piña se atrinchera en su despacho y no pisa la calle

Pero Piña sigue atrincherado en la Tenencia de Alcaldía y ha perdido el pulso de la calle: “no tengo tiempo para estar en la calle porque estoy trabajando”, decía tras conocer que muchos encuestados se sienten defraudados con respecto a cuando se pateaba las calles, al comienzo de su mandato, para pulsar las preocupaciones de sus conciudadanos.

¿No debe un político estar todo lo posible en la calle? Es evidente que sí, pero ahora Piña dice de él y de Manuel Osorio, presidente de OSP y edil de Hacienda, que “nosotros no somos políticos”.

“El virrey de San Pedro”

El “virrey de San Pedro”, como le ha llamado el exedil del PSOE y candidato del PA Enrique Piñero, ahora al frente de la plataforma ‘Recupera Marbella’, dice que “el poder desgasta al que gobierna”. La paradoja es que de los tres socios de gobierno el único que se desgasta en el sondeo de Deimos es OSP.

Las primeras señales de alerta comenzaron a sonar a medida que la encuesta de Deimos avanzaba en San Pedro y Nueva Andalucía. Me consta que los encuestadores y los directivos de esta prestigiosa empresa demoscópica, entre ellos Ramón Alberca, se hacían esta pregunta: ¿Qué habrá hecho OSP para recibir este castigo tan duro?

El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña (OSP), interviniendo en un pleno, junto al edil de Hacienda, Manuel Osorio, también de OSP.- Foto/ MARBELLA IMAGEN

El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña (OSP), interviniendo en un pleno, junto al edil de Hacienda, Manuel Osorio, también de OSP.- Foto/ MARBELLA IMAGEN

La principal respuesta a la citada pregunta, a tenor de la tendencia ideológica que marca ahora la mayoría de sus antiguos votantes, es que parece no gustarles el pacto tripartito con PSOE e IU, sustentando por Podemos, un partido al que ninguno de los antiguos electores de OSP defraudados se mudaría ahora (0%). Este dato ofrece una idea del importante rechazo que suscita el partido de Pablo Iglesias en el electorado de Opción Sampedreña.

El argumento del cierre de la rotonda del Bulevar como excusa

Sería muy simplista quedarse sólo con el descontento del cierre de la rotonda del Bulevar de San Pedro, decretado por Piña tras una serie de accidentes. Él y Osorio creen que ha influido mucho en la encuesta. A los pocos días del sondeo el teniente de alcalde de San Pedro ha ordenado su reapertura: ¿simple casualidad?

No soy quién para darle, ni lo pretendo, consejos a OSP, pero sí una sugerencia a modo de pregunta: ¿No creen que su Consejo Consultivo, ese órgano semi clandestino, el mismo que decidió inclinarse hacia la izquierda, debería reunirse ahora y reflexionar sobre lo que está pasando?

Tirar por la borda todo ese caudal de votos, siendo partido gobernante, como ha hecho OSP, a la que IU le saca más del 40% de fidelidad entre sus votantes (retiene el 69% del voto de 2015), debería mover a la inquietud y a al análisis en clave interna para mejorar.

Sin embargo, OSP difundía en la tarde de este sábado un larguísimo comunicado de autobombo en el que glosaba sus “logros”, con cero autocrítica y en el que Piña se concede a sí mismo un 5 de nota. Además, aprovechaba para arremeter contra la delegada de Asuntos Sociales, Victoria Morales (IU), por ser la “única delegación” que no ha cedido competencias al mini ayuntamiento paralelo que tiene montado Piña en su Tenencia.

Salvando las distancias, el autobombo de Piña recuerda a cuando el cómico Andrés Pajares se autoconcedió un Oscar, “porque yo lo valgo”, a raíz de la entrega de la estatuilla al director de cine José Luis Garci, por su película ‘Volver a empezar’.

El dilema a la hora de elegir

El laberinto en el que se halla OSP tras la encuesta es evidente. Deberá elegir entre continuar en el pacto con PSOE e IU, o presentar una moción de censura junto a la excaldesa del PP Ángeles Muñoz, para contentar a esa mayoría de votantes conservadores y liberales que se le han ido. La decisión no será hasta dentro de un año, cuando revisen el pacto. En su decisión se jugarán a buen seguro la supervivencia como partido, en los comicios de dentro de tres años.

Por no hablar de otro problema que pueden tener en OSP, si los independentistas de ISP presentan lista electoral en 2019, aunque podrían incluso acudir con Podemos en una especie de ‘Marea’ local de siglas.

Mientras tanto, el Partido Popular ha desaparecido de San Pedro en cuanto a fiscalizar la labor de OSP. De hecho, ya hay voces críticas en el seno de los ‘populares’, en contra de la estrategia de no agresión decretada manu militari por Ángeles Muñoz. La consigna es no criticar a OSP, para tratar de tenerles contentos, e intentar pactar con ellos a la desesperada.

Así pues, el PP ha abandonado las reivindicaciones de sus votantes sampedreños y no parece importarle, ni siquiera cuando el 27,8% de los que confiaron hace un año en OSP se van a las filas conservadoras ahora.

Quien sí parece aprovechar el caudal de votos que le llega de OSP es Ciudadanos (C’s). Su coordinador, Miguel Ángel Hijano, anunciaba esta semana que intensificarán su labor en San Pedro para capitalizar el descontento hacia la labor de Piña y los suyos en la Tenencia.

Una decisión acertada, la de C’s, desde el punto de vista estratégico y que le toma la delantera al PP. A este paso, el partido conservador  no comenzará a opositar frente a Piña hasta que éste les dé calabazas en junio de 2017. Eso si ambos no se alían en una moción de censura contra Bernal. ¿Qué dirá el Consejo Consultivo?

hidrallia

Deja un comentario