Nuevo juicio contra Julián Muñoz y otras 16 personas por adjudicación irregular de obras municipalesSe les reclama una indemnización de 2,25 millones de euros para el Ayuntamiento de Marbella, por el perjuicio económico causado a las arcas públicas

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz junto a su abogado, Eduardo Zuleta, a la entrada de uno de sus juicios. FOTO/ EP

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz junto a su abogado, Eduardo Zuleta, a la entrada de uno de sus juicios. FOTO/ EP

La Sección Primera de la Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar este lunes al exalcalde marbellí Julián Muñoz y otros 16 acusados, la mayoría de ellos con alguna responsabilidad municipal, por contratar obras y servicios de forma supuestamente irregular, sin seguir los requisitos administrativos exigidos, con varias empresas. Se pide que se indemnice al Ayuntamiento con 2,25 millones.

Así consta en las conclusiones iniciales presentadas por el ministerio fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, en las que se acusa a Muñoz de los delitos de prevaricación, fraude en la contratación y malversación, solicitando la pena de once años de prisión y 18 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

El fiscal sostiene que en los gobiernos del Grupo Independiente Liberal (GIL) “se maquinó un procedimiento de huida del derecho administrativo tanto en la esfera de la organización municipal como en la de las contrataciones públicas”, a través de un entramado de sociedades municipales al frente de las que se colocaba a una persona designada directamente para seguir las instrucciones del alcalde.

La acusación señala que el entramado empresarial se modificó a partir del año 2000 con la creación de dos sociedades que considera “instrumentales”, una para la gestión de obras y suministros y otra de personal, las cuales se hicieron “como un artificio societario sin justificación alguna” para dar “plena opacidad a la actividad municipal” y “justificar la elusión de la ley administrativa”.

Como en otros procedimientos judiciales similares, el ministerio público considera que Julián Muñoz, en su condición de alcalde accidental y concejal de obras, llegó a un acuerdo con el principal empresario acusado para la adjudicación directa y ejecución de obras y servicios municipales “en claro perjuicio para los intereses patrimoniales del municipio de Marbella”.

Al respecto, señala que con este objetivo, los entonces miembros de la corporación municipal “crearon deliberadamente una situación jurídica-fáctica adecuada y eficaz para lograr un apoderamiento de capitales municipales”, dice la Fiscalía. Las contrataciones se refieren a las obras de un centro cívico, cuyo proyecto se aprobó en 2000, y a la elaboración de un inventario de bienes municipales.

En el caso de la obra, no hubo licitación previa y se adjudicó directamente a una empresa, que en 2002 renunció al contrato sin terminar las actuaciones. Según el fiscal, el Ayuntamiento pagó a esa sociedad 1,1 millones, mientras que el importe de lo realmente realizado fue de 482.635 euros, “por lo que el apoderamiento ilegal realizado en la ejecución de esta obra fue de 617.593 euros”.

En cuanto al inventario de bienes, se dio a la misma sociedad la valoración de obras realizadas entre 1991 y 1999, lo que se hizo “por orden” de Muñoz “sin publicidad y sin que el órgano competente fijara el objeto del contrato ni su precio”. Los trabajos se encargaron a otra empresa, que simuló la realización de tasaciones “que en nada respondían ni a lo contratado ni a los importes facturados”. La cantidad abonada fue de 1,6 millones de euros.

Así, además de a Muñoz y a cuatro empresarios relacionados con las mercantiles contratadas, el fiscal acusa a tres miembros de los consejos de administración de las dos sociedades municipales que se encargaban de estas contrataciones, a siete exediles que formaban la comisión de gobierno y al entonces interventor municipal.

A los exconcejales se les acusa inicialmente de los delitos de prevaricación y fraude en la contratación, al que era interventor se le juzgará por malversación, al igual que a los empresarios, menos al principal, al que, además, se le acusa de fraude. A los que fueron responsables de las sociedades municipales se les achacan los tres delitos como a Julián Muñoz.

Además, el ministerio público insta a que el exregidor y los representantes tanto de las dos sociedades municipales como de las empresas indemnicen al Ayuntamiento con la cantidad de 2,25 millones de euros.

hidrallia hidrallia hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.