Mantienen la acusación contra dos hombres por la desaparición de una joven en Marbella en 2014El fiscal pide 12 años de cárcel para cada uno de ellos por un delito de detención ilegal, mientras que la acusación particular añade a un tercer procesado

Imagen del arranque del juicio, con dos de los acusados en segundo plano y uno declarando con intérprete. FOTO/ EP

Imagen del arranque del juicio, con dos de los acusados en segundo plano y uno declarando con intérprete. FOTO/ EP

La Fiscalía de Málaga ha mantenido este lunes la acusación contra dos hombres por la desaparición de una joven letona en la localidad malagueña de Marbella en septiembre de 2014. Así, el fiscal pide 12 años de cárcel para cada uno de ellos por un delito de detención ilegal, mientras que la acusación particular añade a un tercer procesado.

El juicio se ha celebrado en la Sección Segunda de Málaga desde mediados de marzo y los acusados negaron los hechos que sucedieron el 6 de septiembre de 2014, momento desde el que no se sabe nada de la chica. Los dos principales acusados, ambos británicos, y la joven se conocieron en una discoteca de Marbella y, según la Fiscalía, estos le pidieron que los acompañara a la casa de uno de ellos.

Las acusaciones sostienen que ella “se negó abiertamente”, aunque uno de los procesados aprovechó que la chica estaba bajo los efectos del alcohol para llevarla hasta el vehículo. No obstante, la joven estuvo “haciendo aspavientos” durante el trayecto de la puerta de la discoteca al coche “mostrando su no consentimiento a acompañar a los acusados”.

Una vez dentro del vehículo, la joven “quiso salir, siendo impedido por los acusados”, señala la acusación fiscal, tras lo que iniciaron la marcha a gran velocidad en dirección a la casa del que conducía, “reteniendo ambos acusados en contra de su voluntad” a la chica, “sin que desde entonces se haya vuelto a saber nada de la misma y sin que los procesados hayan dado razón de su paradero”.

Los acusados admitieron que conocieron a la chica y que se fue con ellos en el coche, pero “de forma voluntaria”. Así, el que conducía explicó en el juicio que paró el vehículo en cuanto la joven se lo dijo, cerca de una rotonda porque “vivía por allí”, y el otro declaró que no sabe qué pasó porque se quedó dormido en el turismo y despertó cuando llegaron a la casa del anterior.

Así, las defensas piden una sentencia absolutoria; mientras que el ministerio público acusa a estos dos hombres de detención ilegal, solicitando 12 años de cárcel a cada uno y una indemnización para los padres de la víctima de 84.300 euros. La acusación particular añade un tercer procesado, pidiendo finalmente penas que van de los 16 a los cuatro años de prisión y 500.000 euros de responsabilidad civil.

hidrallia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.