La Junta aclara que no hay nada decidido sobre el deslinde entre Marbella y BenahavísEl comunicado de la Consejería de Administración Local supone un varapalo para el equipo de gobierno marbellí, que daba por zanjado el asunto ;El Ejecutivo autonómico advierte de que no dará cobertura a actos "ilícitos" en torno a los terrenos

Planos del deslinde entre Marbella y Benahavís

Planos del deslinde entre Marbella y Benahavís 

No hay nada decidido y el expediente está totalmente abierto. Así se puede resumir el comunicado que ha emitido este miércoles la Consejería de Administración Local, dirigida por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, en relación con el deslinde entre los términos municipales de Marbella y Benahavís.

El director general de dicho departamento, Francisco Javier Camacho, recuerda que “en ningún caso se pretende dar cobertura legal a ninguna actuación ilícita previa”, en lo que parece una clara alusión a posibles irregularidades detectadas en los suelos no urbanizables de Marbella sobre los que Benahavís  ha otorgado licencias en base a planes parciales.

Esta nota de prensa, en términos similares a los expuestos por los concejales de IU en Marbella tras su reunión del martes con el vicenconsejero del ramo, advierte de que el expediente “está en el inicio de su tramitación”. Además, anuncia que “se resolverá una vez superadas las distintas fases del proceso”.

Para la resolución de dicho procedimiento, “deberán tenerse en cuenta todos aquellos datos, informes y alegaciones que hayan ido aportando las personas interesadas”, en clara alusión al trámite de alegaciones abierto.

Paralelamente, desde el departamento en manos de Izquierda Unida dejan claro que  “solo tras valorarse toda la documentación generada por las distintas entidades, personas, colectivos y organismos intervinientes podrá determinarse si procede, o no, la alteración que se persigue, sin que en ningún caso se pretenda dar cobertura legal a ninguna actuación ilícita previa”, en un claro mensaje a posibles manejos encubiertos que hayan podido producirse.

El expediente no está aún publicado en el BOP

Cabe recordar que el expediente no está todavía ni siquiera en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Cuando sea publicado será el momento de presentar alegaciones y aportar documentación, tanto por parte de los ayuntamientos de Marbella y Benahavís como por los ciudadanos, colectivos y partidos políticos que se oponen a esta segregación de 170.000 metros de Marbella. El periodo de alegaciones durará un mes.

Concluido este trámite, se recabarán los informes preceptivos establecidos en la normativa de aplicación, entre los que destacan los de la Secretaría General de Ordenación del Territorio y Urbanismo, la Delegación del Gobierno en Málaga, el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, la Diputación Provincial y el Consejo Andaluz de Concertación Local.

Acto seguido, la propuesta de resolución del director general de Administración Local será sometida a los informes sucesivos de la Secretaría General Técnica de la Consejería y del Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía. 

El último paso será la aprobación por el Consejo de Gobierno, tras contar con el dictamen preceptivo del Consejo Consultivo,  “siempre actuando dentro de la más estricta legalidad”, advierte el comunicado de la Junta.

Varapalo para la alcaldesa y  Félix Romero

El comunicado de la Junta supone, sin duda, un serio varapalo para la alcaldesa marbellí, Ángeles Muñoz (PP) y su portavoz en el equipo de gobierno, Félix Romero, que este martes aseguraba que el expediente estaba “zanjado por completo” y arremetía duramente, con graves acusaciones, contra el movimiento ciudadano constituido el pasado 5 de enero para oponerse a la cesión de terrenos.

Horas antes de conocerse este comunicado de la Junta, Romero volvía a cargar contra Izquierda Unida, por medio de una nota de prensa, acusando a sus concejales de “mentir”, y volvía a dar por “zanjado” el expediente de deslinde. Nada más lejos de la realidad

Tal y como ocurrió a comienzos de 2009, cuando saltó por primera vez este escándalo, Romero es el encargado de transmitir la versión de Muñoz para defender a ultranza un expediente en el que la regidora tiene intereses personales directos, junto a su marido, Lars Broberg y el hermano de éste, Jim Broberg.

Los Broberg, a través de sociedades, son propietarios de cerca de 120.000 metros donde construirán un total de 50 viviendas de lujo, al pasar a ser suelos urbanizables en Benahavís, cuando no lo eran en Marbella. La lujosa mansión donde reside la alcaldesa también se encuentra afectada.

A pesar de todo lo anterior, Muñoz no se abstuvo en la última votación, porque para el PP era necesario sacar adelante el punto del deslinde con mayoría absoluta del pleno y faltaba el edil de Turismo, José Luis Hernández, ausente en China. La votación de la alcaldesa está sujeta a impugnación, tras un recurso de reposición presentado por OSP para anular los acuerdos. En anteriores ocasiones la regidora sí se abstuvo, por su interés personal declarado.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.