El Paraíso Country Club, cocina de fusión innovadora

AMBROSIA AMBROSIA

 

 

Puerta de entrada al Restaurante El Paraíso, Country Club

Puerta de entrada al Restaurante El Paraíso, Country Club

Cada vez más popular entre un público que aprecia las cosas “bien hechas”, el restaurante de “El Paraíso Country Club” se encuentra escondido en una urbanización de la zona de Marbella- Estepona, alejado del habitual circuito turístico marbellí.

Es, probablemente, uno de los restaurantes más fiables y sorprendentes de la Costa del Sol, gracias a su chef y director Juanma Manrique, formado con grandes cocineros como Quique Dacosta y un auténtico apasionado de la cocina que le ha llevado a viajar por países como Japón, Tailandia, China o Francia para estudiar su gastronomía y crear un estilo propio que le lleva a dominar tanto los guisos más tradicionales, excepcionales como la tortilla de patata y las cremosísimas croquetas, como la cocina de fusión más innovadora.

Cabellofoto2

El Paraíso posee una atractiva dualidad que nos permite tanto un picoteo, más o menos informal, en la terraza con vistas a la piscina, como una comida en toda regla en el acogedor y elegante comedor interior. Y gastronómicamente, el alto nivel está mas que asegurado, sobre todo con el mimo con el que elabora cada plato, la calidad del producto, y el infalible sentido común de cada receta.

Son muy recomendables los arroces, las carnes, tipo chuletón, traídas de Galicia y con una maduración impecable, los pescados, que siempre son frescos y van variando según el mercado. Como platos más de “diseño” destacan el “Milhojas de arenque con sabayon de patata y ostras”, el “Tataki de Atún Criollo con Salsa Ponzu”, la “Presa Ibérica con Chimichurri de Aji Panca y Cerezas”, “Tartar de Cigalas” o los “Rigatoni de Pato y Trufa”…

Dispone también de un sugerente menú degustación de 14 “bocados”, ideal para probar el universo culinario de Juanma y con un precio imbatible, 38 euros, IVA y bebidas aparte.

Cabellofoto3

 

La carta de vinos, no muy extensa, incluye referencias interesantes, y los postres son, sobre todo para los amantes del chocolate, imprescindibles. El “Milhoja de limon con Gelatina de Amaretto” es obligatorio.

El servicio es cordial y correcto, y los precios, al estar situado en un “Country Club” asombrosamente baratos para la calidad que ofrece, y por unos 20 euros podemos comer perfectamente, aunque si buscamos un poco “más” de exclusividad, con marisco y otros platos más elaborados, la cuenta puede superar los 60 euros… pero seguro que ha merecido la pena.

hidrallia hidrallia

1 Comment

Deja un comentario